El tercer premio de la Lotería del Niño cae en Les Borges del Camp

La panadería Casa Siurana vendió un billete del 05587, número premiado con 25.000 euros por décimo. Desde el establecimiento desconocen quién ha sido la persona agraciada 

Carmina Marsinach

Whatsapp
Imagen de Casa Siurana, donde se ha vendido el billete premiado. Fabián Acidres

Imagen de Casa Siurana, donde se ha vendido el billete premiado. Fabián Acidres

El Baix Camp está de suerte. Por segundo año consecutivo el Gordo de Navidad cayó en Reus y este año también un tercer premio de La Grossa de Cap d’Any. Y ayer en Les Borges del Camp pellizcaron un tercer premio de la Lotería del Niño. 

La panadería-cafetería Casa Ciurana vendió un décimo del 05587, el número ganador del tercer premio del sorteo extraordinario de la lotería del Niño que está dotado con 250.000 euros por serie (25.000 euros al décimo). 

Francesc Baiges, de Casa Siurana, explicó que vendieron un décimo del tercer premio a través de la máquina expendedora de loterías. En el establecimiento no tenían el 5.587 de forma física, lo solicitó algún cliente, pero aún no saben quién ha sido el afortunado. Pero para Baiges «siempre es una alegría poder dar un premio a algún cliente». Se trata del primer premio que recae en este establecimiento de la Avinguda Senyora Magdalena de Martorell. Hace tan solo un año y medio que disponen de la máquina expendedora de loterías. 
Casa Ciurana es una empresa familiar que se fundó el año 1980. El establecimiento de la localidad del Baix Camp aparte de servicio de panadería y cafetería también alberga un pequeño supermercado.

El tercer premio recayó en un total de once localidades catalanas. El 05587 se vendió también en Castelló d’Empúries, Mataró, Sant Andreu de la Barca, Sant Llorenç d’Hortons, Sant Fost de Campsentelles, Torelló, Barberà del Vallès, Lleida, Les (Vall d’Aran), Les Borges del Camp y en diferentes administraciones de Barcelona.

Premios muy repartidos 

La Lotería del Niño, tradicionalmente la última oportunidad de resarcirse para quienes no rascaron ni la devolución en Navidad, vivió uno de sus sorteos más sosos y fríos. Pese a que nunca es tan vistoso y emocionante como el del 22 de diciembre, ayer, por dictado de la pandemia, no hubo ni cánticos, pues faltaron los niños de San Ildefonso. El primer premio del sorteo, valorado en 2 millones de euros cada serie, fue para el 19570 y estuvo muy repartido por toda Catalunya y el conjunto del Estado. Se vendió en tres administraciones de Barcelona, situadas en la calle Pelai, en la calle Gran de Sant Andreu y en la Vía Júia; en dos de Sallent, en la Plaça de la Pau y en la calle de Sendra; en Badalona, en una administración de la calle del Mar; en Castelldefels; en Girona y en dos de Lloret de Mar. 

El segundo premio, de 750.000 euros la serie, fue para el 03.436 y cayó parcialmente en Barcelona (avenida Madrid), y en Lleida, en en la calle Miguel Hernández. 

En la edición del sorteo de Reyes de este año, los catalanes hicieron un gasto de 85,9 millones de euros, un 0,57% más que el año pasado y un gasto medio por habitante de 11,05 euros. En las comarcas de Tarragona se jugaron 8,38 millones de euros, un 12,3% más. El gasto medio por persona fue de 10,27 euros.

Desde ayer, las únicas provincias que nunca han vendido un primer premio salido el 6 de enero son Huesca, Guadalajara y Melilla -que es donde se gasta menos en este sorteo, cinco euros por vecino- y las únicas capitales olvidadas por los bombos, Ávila, Cuenca, Pontevedra y Zamora.
 

Temas

Comentarios

Lea También