Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El traslado de Medicina se incluirá en el nuevo plan de inversiones de la URV

La universidad recoge el guante del Eix 2015 y admite que mantiene la intención de tener la facultad junto al hospital. El gran hándicap sigue siendo la financiación del proyecto
Whatsapp
Imagen del Hospital Sant Joan de Reus. El objetivo es  trasladar la Facultat de Medicina a su lado.  Foto: Pere Ferré

Imagen del Hospital Sant Joan de Reus. El objetivo es trasladar la Facultat de Medicina a su lado. Foto: Pere Ferré

El viejo proyecto de trasladar la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut junto al Hospital Sant Joan de Reus vuelve a estar de actualidad. Después de que la crisis económica relegase en un cajón la posibilidad de construir un nuevo edificio en el Campus Bellissens, la mesa de trabajo de Serveis Sanitaris i Socials del Eix 2015 -presentado hace unas semanas- incluía en su catálogo de propuestas la necesidad de fijar un calendario, de acuerdo con la URV, para el traslado definitivo de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut (donde se imparten los estudios de Medicina, Fisioterapia y Nutrición) al lado del Hospital Sant Joan.

Uno de los coordinadores de este grupo de trabajo del Eix 2015, el profesor titular de Oncología y secretario del departamento de Medicina y Cirugía de la Facultat de Medicina, el doctor Joan Borràs, asegura que «somos conscientes de que la crisis económica ha condicionado este proyecto y que la URV puede tener otras prioridades, pero tenemos que estar preparados para cuando llegue el momento tener el proyecto definido. En definitiva, se trata de crear un clima favorable al traslado de la Facultat de Medicina junto al Hospital Sant Joan».

Desde la URV no sólo han recogido el guante lanzado por los expertos del Eix 2015, sino que reconocen que el traslado de Medicina sigue siendo una de sus prioridades. El vicerrector de la URV, Xavier Farriol, ha asegurado al Diari que «está clarísimo que tenemos que ir hacia un traslado de la facultad. Hace tiempo que existe la voluntad de realizar un estudio previo para definir el proyecto. En el plan de inversiones 2006-2013 no estaba contemplado, porque la crisis económica ha roto el ritmo de muchas cosas. No obstante, cuando se haga el plan de inversiones 2013-2020, el objetivo es incluirlo».

Farriol reconoce que lo que, de momento, frena la construcción de una nueva Facultat de Medicina i Ciències de la Salut al lado del Hospital Sant Joan es «una cuestión de dinero. Existía un plan de inversiones que en su día se amputó por la crisis. Pero la voluntad de la URV existe. De hecho incluso hay un solar central, al lado del hospital, que se destinaría a la nueva facultad».

 

Una decisión de la URV

Y si la construcción de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut nueva es cuestión de dinero, la siguiente pregunta que nos formulamos es: ¿Qué opina al respecto la Secretaria d’Universitats i Recerca, de la Generalitat de Catalunya? Fuentes de este organismo han asegurado al Diari que el proyecto en sí es una decisión de la propia URV y que «en caso de quererlo tirar adelante, nos lo tendrían que comunicar para evaluar su viabilidad».

La siguiente pregunta sobre este tema se dirige hacia los usuarios de las instalaciones universitarias, tanto el profesorado como los propios alumnos. El decano de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut, Antoni Castro, empieza asegurando que «la medicina se enseña en los hospitales y las facultades y los hospitales, históricamente, siempre han estado juntos».

Respecto al beneficio que supondría para los alumnos este traslado al Campus Bellissens, castro cree que «los alumnos notarían poco el cambio, porque a partir de tercer curso pasan mucho tiempo en las dos unidades docentes con las que contamos, la del Hospital Sant Joan de Reus y la del Hospital Joan XXIII de Tarragona, dos unidades -por cierto- con la misma carga docente, capacidad asistencial y nivel hospitalario».

 

Un edificio viejo

El edificio de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut es del año 1981, cuando se creó inicialmente solo para albergar los estudios de Medicina. El decano recuerda que «nuestra facultad es muy puntera en investigación y necesitamos espacio para nuestros laboratorios, aparatos, etc. Está claro que en las actuales instalaciones se nos han quedado pequeñas, además de viejas».

Es por ello que Antoni Castro tiene claro que «lo ideal sería trasladarnos a un edificio nuevo, que pueda dar respuesta a nuestros equipos de investigación y docencia». Además, para el decano de la Facultat de Medicina también hay un aspecto importante y es que «si todas las facultades están agrupadas en un mismo campus, que en este caso es el de Bellissens, puedes compartir espacios, como por ejemplo un CRAI (Centre de Recursos per a l’Aprenentatge i la Investigació), lo que hasta ahora conocíamos como bibliotecas, comedores, sistemas de seguridad o de logística, etc. Un campus te permite tener de todo y podríamos mejorar la calidad del servicio que ofrecemos al alumno».

Castro entiende que «la situación económica es la que es y los responsables ya sabrán lo que tienen que hacer, pero está claro que una nueva Facultat de Medicina supondría una mejorar en la atención a nuestros alumnos y en la capacidad de los grupos de investigación». En este sentido, el decano añade que «irnos a Bellissens es importante porque somos una facultad muy joven, con ganas de innovar y las instituciones debería facilitarnos el trabajo».

Por último, el doctor Borràs también recuerda que, «mientras este traslado llega o no, hay que trabajar por mejorar y consolidar el nivel de complejidad asistencial y las referencias del Hospital Sant Joan, que es la base de la futura continuidad de la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También