Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Barrios

El traslado del transformador de Immaculada, en octubre

Ya han empezado los trabajos previos en la estación eléctrica instalada al lado de una vivienda y que los vecinos llevan tiempo reclamando

M. PLANA

Whatsapp
David Gaitán muestra el transformador eléctrico que hay en el barrio Immaculada y que está pegado a su vivienda. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

David Gaitán muestra el transformador eléctrico que hay en el barrio Immaculada y que está pegado a su vivienda. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Mediados de octubre. Esta es la fecha definitiva para que empiece el traslado del transformador eléctrico del barrio Immaculada de Reus. Está pegado a una casa, entre la calle Immaculada y el paseo del Oliver, por lo que David Gaitán, el propietario de la vivienda afectada, se muestra muy contento ante la noticia. «Justo esta semana, vinieron algunos operarios a tomar medidas y a hablar con algunos vecinos. Después de tantos años, la cuestión es saber que, al final, lo quiten de aquí», comenta. En este sentido, fuentes municipales confirman que estas próximas semanas se harán algunos trabajos previos.

Según recuerda Gaitán, el traslado ya estaba previsto en la primera fase del Pla de Barris, «pero pasó la primera fase, la segunda... y esto seguía sin moverse», se queja. El proyecto se presentó en los presupuestos participativos 2018 del Ayuntamiento de Reus –poniendo en valor el respeto por la salud– y se convirtió en uno de los más votados. Rápido empezaron los trámites. Las obras fueron licitadas a finales de 2018 y, en abril, ya estaban adjudicadas. La previsión era que en julio ya pudieran empezar los trabajos, «pero se trata de una obra muy compleja», señalan fuentes municipales, por lo que el calendario se ha atrasado unos meses.

La idea es trasladar el transformador a 30 metros de su actual ubicación e instalarlo en la plaza del Racó de l’Avi, entre las calles de la Immaculada y de la Església, donde hay un parque infantil. El perímetro de la nueva estación transformadora estará vallado y se trabajará con la voluntad de integrarlo visualmente

«Hay radiación»

David Gaitán vive desde finales de los 90 en la casa que está pegada al transformador. «Es una estructura de hace más de 50 años. Cuando lo colocaron aquí, ya había entonces una casa en esta parcela. Posteriormente, cuando en 1995 compré la vivienda, me informé y vi que el traslado estaba incluido en el Pla de Barris, por lo que no di más vueltas. Pero pasaban los años y nadie movía un dedo», dice Gaitán. Este vecino explica que, entre los problemas generados por el transformador, hay la poca visibilidad que tienen los conductores. Y es que está ubicado justo en un cruce. No obstante, lo que más le preocupa es las posibles repercusiones sobre la salud. «Si estoy dentro de casa y me pongo en la zona cercana al transformador, no hay Internet, ni cobertura... ¡Hay radiación!», exclama. Ahora, con la certeza que los trabajos empezarán en breves, respira más aliviado.

Temas

Comentarios

Lea También