El traspaso de la atención primaria de Reus a la Generalitat, antes de que acabe 2021

El Ayuntamiento avanza para disolver la Fundació Sagessa Salut. El paso culmina la reorganización sanitaria que lideró el Hospital

MÓNICA PÉREZ

Whatsapp
El CAP Marià Fortuny es uno de los equipamientos que se incorporará a la EDP Salut Sant Joan de Reus-Baix Camp. FOTO: ALBA MARINÉ

El CAP Marià Fortuny es uno de los equipamientos que se incorporará a la EDP Salut Sant Joan de Reus-Baix Camp. FOTO: ALBA MARINÉ

La integración de la atención primaria de Sagessa en la nueva entidad de derecho público (EDP) Salut Sant Joan de Reus-Baix Camp se consumará, si ninguna cuestión sobrevenida altera el calendario, en los últimos compases de este mismo 2021. El movimiento es inminente. Tal como concretan al Diari fuentes municipales, «desde el Ayuntamiento de Reus, en estos últimos meses, hemos avanzado en la realización de los pasos necesarios para finalizar todos los trámites administrativos y culminar el proceso». Así, con la primaria, quedaría completada la reorganización del mapa sanitario reusense y el traspaso de servicios a la Generalitat, encabezado por el Hospital Sant Joan de Reus y que arrancó definitivamente en 2019 con la firma del convenio entre las partes implicadas.

Las mismas fuentes indican que «la previsión con la que se está trabajando es que, de cara a final de este año, se pueda dar por finalizado todo el traspaso», siempre que no se produzca ningún contratiempo de relevancia que modifique los planes. E inciden en que «el hecho de que se estén llevando a cabo estos trámites administrativos no afecta en ningún caso a la prestación de los servicios, que se continúan garantizando con la misma calidad». Según se programó en su momento, el cambio de manos a favor de la nueva EDP afecta a la gestión del CAP Marià Fortuny de Reus, el de La Selva, el de Riudoms, el de L’Hospitalet de l’Infant y al Hospital Lleuger Antoni de Gimbernat de Cambrils, además de a los dos aceleradores lineales del Sant Joan.

El Ayuntamiento ha sostenido en todo momento, tal como hizo también en el caso del Hospital Sant Joan de Reus, que la nueva situación no representará ninguna repercusión negativa para los usuarios de los CAP que hasta ahora –y aún a día de hoy– pilotaba Sagessa. El tránsito es posible a través de la disolución de la Fundació Sagessa Salut, manteniendo en el perímetro del Ayuntamiento su parte social e incorporando a la EDP la vertiente que abarca la atención primaria. Y pone el broche a una reorganización empresarial de envergadura que ha involucrado también a diversas fundaciones, Ginsa o el Laboratori de Referència del Camp de Tarragona y les Terres de l’Ebre. El gobierno reusense apunta que se están cumpliendo los plazos pactados en el convenio de traspaso, que se rubricó a finales de 2019.

Por su parte, y consultadas en relación al mismo asunto, fuentes del Departament de Salut indican que la integración de la primaria en la EDP, teniendo en cuenta que el convenio contempla la disolución de la Fundació Sagessa Salut, «está pendiente de trámites para que empresas del perímetro del Ayuntamiento puedan absorber su rama social». «Desde la Regió Sanitària del Camp de Tarragona somos conocedores de que la administración local está haciendo todas las gestiones para finalizar estos trámites», añaden. Y subrayan, también, que «pese a todo, estos servicios sanitarios se continúan garantizando con la realidad administrativa actual» y que «hasta la finalización de su disolución, la Fundació Sagessa Salut será la que los preste a la ciudadanía».

Temas

Comentarios

Lea También