Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El turismo ruso cae lentamente en Reus mientras aumenta el nacional

Comercios, hoteles y restaurantes observan un auge del turismo autóctono español en detrimento del ruso, casi desaparecido

Cristina Valls

Whatsapp
La plaza del Mercadal y la plaza de Prim son dos puntos de encuentro de lo más concurridos en verano, justo en el corazón de la  capital del Baix Camp. Foto: Alba Mariné

La plaza del Mercadal y la plaza de Prim son dos puntos de encuentro de lo más concurridos en verano, justo en el corazón de la capital del Baix Camp. Foto: Alba Mariné

Todo el mundo, en algún momento de su vida, habrá realizado un viaje, ya sea por vacaciones, por negocios, o simplemente para desconectar. La oferta del sol, la playa, la gastronomía y el comercio son habitualmente los platos más potentes que atraen al turista extranjero por la zona del Mediterráneo. La idea de proximidad de los centros de ocio nocturno y la oferta cultural de los municipios vecinos ha sido también una invitación a las vacaciones perfectas. Pero, ¿qué determina que un destino esté más o menos de moda?

Hace unos cuatro años las comarcas tarraconenses fueron una propuesta golosa para el turismo ruso, un factor que propició que en ciudades como Reus se crearan campañas específicas para llamar la atención del turista. Pero ya ha habido un par de veranos que el turismo ruso es inexistente. Algunos comercios hablan de una posible desaparición muy lenta.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También