Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El uso de la teledermatología 'ahorra' a 1.300 pacientes la visita al Hospital

El intercambio de fotos de lesiones en la piel entre médicos de cabecera y especialistas reduce las consultas al Servicio de Dermatología
Whatsapp
La médico de familia Cristina Mestres, del CAP Fortuny, mientras atiende a un paciente en la consulta. Los médicos de primaria envían al dermatólogo una imagen clínica y una dermoscópica, que se realizan con un iP

La médico de familia Cristina Mestres, del CAP Fortuny, mientras atiende a un paciente en la consulta. Los médicos de primaria envían al dermatólogo una imagen clínica y una dermoscópica, que se realizan con un iP

El servicio de Dermatología del Hospital Sant Joan de Reus y las cinco Àrees Bàsiques de Salut (ABS) que gestiona Sagessa (Reus V, Cambrils, Riudoms, La Selva del Camp y L’Hospitalet-Vandellòs) pusieron en marcha hace dos años un proyecto de ‘teledermatología’ con el objetivo de detectar precozmente los cánceres de piel e iniciar el tratamiento más eficaz en función de cada paciente. «Una de las prioridades en el ámbito de la atención primaria es la detección precoz de enfermedades. A nivel dermatológico existe una importante demanda de consultas por lo que creímos conveniente utilizar las nuevas tecnologías para identificar lo antes posible el mayor número de lesiones», explica el jefe del servicio de Dermatología del Hospital Sant Joan de Reus, Antoni Azón.

El balance de visitas ‘ahorradas’ al servicio de Dermatología desde que se puso en marcha el programa asciende a 1.322. El desarrollo de este proyecto evitó, durante el 2014, un 47% de desplazamientos al Hospital de Reus referentes a consultas sobre dermatología, o lo que es lo mismo, un total de 486 pacientes no tuvieron que acudir a la consulta del especialista. Los datos del año pasado también revelan que únicamente en un 16,7% de las dermatoscopias derivadas al dermatólogo (172 en total) fue necesaria la derivación de forma preferente al especialista para poder tratar a los pacientes de forma rápida. Desde el 2013 han sido 200 las visitas que se han remitido con urgencia.

 

La metodología

Este ‘ahorro’ ha sido posible con el uso de las nuevas tecnologías. Un iPhone y un dermatoscopio son las herramientas que utilizan los médicos de primaria. «Cuando el médico de cabecera detecta una lesión pigmentaria, o sospecha de un cáncer de piel, realiza una fotografía con el teléfono y envía la información al especialista del Hospital Sant Joan», explica el director d’Atenció Primària del Grup Sagessa, Lluís Colomés. Concretamente, el responsable del servicio de dermatología recibe una imagen clínica y otra dermoscópica, junto a un primer diagnóstico del médico de cabecera. «Después de recibir la información el especialista puede resolver que no es necesario acudir al servicio, que urge que el paciente acuda al Hospital o que se le puede citar por la vía ordinaria», detalla Colomés.

En la información que recibe el especialista se detalla desde la localización de la lesión en la piel hasta la evolución en lo que se refiere a su tamaño o si causa o no picor. «De este modo podemos hacer un diagnóstico inmediato así como recomendar un posible tratamiento en el caso de que la lesión en la piel no requiera una derivación urgente al especialista», explica el jefe del servicio de Dermatología del Hospital.

 

Respuesta en 48 horas

Cabe destacar que para poder participar en el programa, los médicos fueron instruidos para resolver cualquier duda referente a posibles lesiones cutáneas. En total seis médicos han recibido una formación básica especializada. Cristina Mestres, médico de familia del CAP Fortuny, participa en el proyecto. «El balance es totalmente positivo porque permite una conexión más directa con el especialista en dermatología del Hospital de Reus», asegura. La misma destaca que «en un plazo máximo de 48 horas tienes la respuesta del dermatólogo, por lo que la resolución aumenta, así como la rapidez en el tratamiento del paciente».

El jefe del servicio de dermatología del Hospital destaca que uno de los aspectos más interesantes del proyecto de dermatología es «poder detectar casos de cáncer de piel y melanomas lo antes posible». Él mismo reconoce que «a pesar del apoyo de este sistema de imagen, no hay nada mejor que tocar in situ al paciente y ver directamente las lesiones cutáneas para realizar un diagnóstico más acertado». La herramienta informática permite enviar las imágenes de los pacientes de una forma segura y garantizar que ninguna de las fotografías se perderá, ya que, según detalla el director d’Atenció Primària del Grup Sagessa, «el propio sistema advierte de todos los casos enviados al dermatólogo y también a la inversa, el médico de cabecera recibe el aviso de la respuesta del especialista».

Teniendo en cuenta el éxito de la iniciativa, el jefe del servicio de Dermatología del Hospital Sant Joan de Reus se muestra partidario de poder extender la ‘teledermatología’ a otros centros de atención primaria. Antoni Azón asegura que «sería una herramienta muy útil en el caso de aquellas instalaciones que están más alejadas del Hospital de Reus, porque muchas de las patologías se detectan en personas mayores que dependen de otras personas para acudir hasta el centro hospitalario de referencia».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También