El viento entorpece el día de Misericòrdia

El dia de Misericòrdia sufre un cambio de planes por las fuertes ráfagas y el interior del Santuari acoge la misa solemne y el baile de la Àliga

Cristina Valls

Whatsapp

Atípica, llena de actividades con localizaciones alternativas y actos sin poder llevarse a cabo a causa del contexto sanitario actual. Así se podría resumir la celebración de la Festa Major de Misercòrdia de este año, afectada por el coronavirus. La celebración del día de la Mare de Déu de Misericordia de este viernes, por otro lado, ha empezado en la ciudad muy temprano, con las ‘matinades’ a cargo de los ‘grallers’ y ‘timbalers’ de la ciudad, que fueron paseándose por las calles del casco antiguo de la capital del Baix Camp recordando a vecinos y vecinas el día que era, con su melodía y ritmo.

El acto religioso ha estado presidido por el arzobispo de Tarragona, Joan Planellas Barnosell. Foto: A.M.

A  lo largo de la mañana, también, se han podido escuchar las conocidas ‘matinades tronades’, a cargo de los ‘tabalers’ del Ball de Diables de Reus. La jornada ha empezado con una climatología complicada, con fuertes ráfagas de viento, que también se han hecho notar. De hecho, han obligado a cambiar la localización de la misa solemne, programada por la Festa Major de la Mare de Déu de Misericòrdia, en la plaza del Santuari. La misa y el baile de la Àliga previstas, pues, han sufrido un cambio de planes por la intensidad del viento. Por ello, se ha optado por cambiar de protocolo para situar la fiesta en el interior del Santuari de Misericòrdia. También el castillo de fuegos ha salido afectado ya que finalmente no se celebrará.

Ya llegados al templo, localización clave en la que se llevaría a cabo toda la actividad festiva, se ha acogido la misa, que se ha iniciado con cierto retraso. Todos los accesos del santuario, por otro lado, han estado controlados. A cada asistente, se le ha pedido el nombre y la confirmación de petición de entrada. El acto religioso ha estado presidido por el arzobispo de Tarragona, monseñor Joan Planellas Barnosell, quién ha abordado ampliamente, en su intervención, los estragos del coronavirus. Durante el acto litúrgico, ha pronunciado frases como por ejemplo: «Hemos descubierto nuestras limitaciones» con la aparición de la pandemia, «a la crisis sanitaria se le han añadido una social y otra económica, que tenemos que superar. (...) Las esperanzas, ahora, se enfocan en encontrar una vacuna».

El arzobispo ha propuesto, en este sentido, seguir con la apuesta de «reconstruir y rehacer» todo lo que ha podido cambiar, «trabajar por y para las personas» y «por su desarrollo digno», ha señalado. Ha hablado de la esencia de los gozos, los cuales, ha dicho, «hablan de amor y de confianza». «Hay situaciones en que hace falta agradecer y hay que suplicar, hay que rogar por la alegría y los temores (...) queremos superar nuestros miedos», ha continuado. Otra de las máximas que  ha aportado el monseñor en su discurso ha sido que, «en la actualidad en la que nos encontramos, estamos ante una nueva idea de humanidad», una situación que tiene como objetivo que «la sociedad logre hallar un mundo mejor», ha remarcado. Después de comulgar, el acto ha seguido con música y, a continuación, las últimas palabras del arzobispo: «Deseamos que los acontecimientos sean superados».

Imagen del baile solemne del Àliga de Reus. Foto: A.M.

Un momento muy esperado ha sido la entrada y el baile solemne breve de la Àliga de Reus, junto con los miembros del Col·lectiu Reusenc d’Activitats Culturals, también llamado (CRAC), que ha lucido mientras la misa se desarrollaba. Fue una mañana especial para el CRAC, puesto que el portador del elemento festivo, Abel Roig, ha llevado a cabo la que era su última actuación. La Àliga, con sus coreografías ha conseguido enmudecer al público del interior del templo, se ha generado una gran expectación, digna de inmortalizar.

El acto ha acogido también gente que ha lucido camisetas reivindicativas con el mensaje ‘Salvemos el Mercat del Carrilet’. La fiesta ha concluido con una salida controlada de todos los asistentes.

Temas

Comentarios

Lea También