Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Empiezan a urbanizar un tramo del barranco del Escorial en el barrio Montserrat de Reus

Las mejoras, muy reivindicadas por los vecinos desde hace años, acabarán con la suciedad acumulada en este espacio

Joan Morales

Whatsapp
Miembros de la asociación de vecinos del barrio Montserrat, este jueves ante las obras. FOTO: ALBA MARINÉ

Miembros de la asociación de vecinos del barrio Montserrat, este jueves ante las obras. FOTO: ALBA MARINÉ

Los vecinos del barrio Montserrat de Reus están de enhorabuena ya que están a punto de ver solucionada una vieja reivindicación: la urbanización de un tramo del barranco del Escorial, entre las calles Puertollano y Alcubierre, que había quedado al descubierto y que, desde hace mucho tiempo, se había convertido en un vertedero de suciedad, especialmente de excrementos de perros.

La empresa encargada de realizar los trabajos, presupuestados en 34.000 euros, ya ha vallado la zona y está previsto que los trabajos empiecen esta misma semana. Las obras está previsto que se alarguen un par de meses, el tiempo necesario para nivelar el antiguo cauce del barranco, pavimentar el espacio, instalar alumbrado público plantar árboles a lo largo del vial. Además, la modificación de los pavimentos permitirá la mejora de la canalización de las aguas pluviales y poner punto y final a las molestias periódicas que ocasiona la lluvia en esta zona.

Para reconfigurar este tramo del antiguo barranco del Escorial habrá que suprimir las aceras existentes hasta ahora y se habilitarán nuevos vados, pasos de peatones y la eliminación de barreras arquitectónicas para facilitar la movilidad de los peatones. Una vez acabada esta primera fase, está prevista una segunda, la que va desde la calle Alcubierre hasta el inicio del actual barranco del Escorial, donde se habilitará una zona de picnic.

El presidente de la asociación de vecinos del barrio Montserrat, Domingo González, se muestra muy satisfecho ante el inicio inminente de las obras. «Estamos contentos, porque después de años de pedir que se arregle, al final se va a hacer», asegura González, quien añade que «de esta manera se acabar con la suciedad que se acumulaba en esta zona, especialmente de excrementos de perros y de escombros que dejaba la gente».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También