Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘En Villablanca trabajamos con riesgos laborales demasiado altos’

La plantilla y la empresa se reunirán este mes para tratar esta problemática. También para negociar sus condiciones

M. Just

Whatsapp
Imagen de la protesta que realizaron decenas de trabajadores frente a la empresa el día 1 de agosto. Foto: A. Mariné

Imagen de la protesta que realizaron decenas de trabajadores frente a la empresa el día 1 de agosto. Foto: A. Mariné

La situación laboral en Villablanca Serveis Assistencials acumula años de tensiones. Buena parte de la plantilla protestó ante la sede de la empresa con pancartas y silbidos a principios de agosto para mostrar su rechazo a las ‘rebajas’ que la dirección planteó a sus condiciones laborales. Todavía no han acercado posiciones. Pero la situación va más allá. Y es que los representantes de los trabajadores ponen sobre la mesa otro problema, en este caso relacionado con los riesgos laborales. «En Villablanca, el porcentaje de agresiones, y de accidentes laborales, es demasiado elevado. Supera de lejos los márgenes de la legalidad», lamenta Jordi Gutiérrez (CGT), miembro del comité de empresa. Asegura que es un tema que lleva tiempo sobre la mesa. Y que quieren luchar para hallarle al fin una solución. Tienen prevista una reunión con el comité de seguridad para mediados de septiembre donde esperan abordar esta problemática.

Mientras, la negociación de las condiciones laborales parece que sigue encallada. Tras la última manifestación, realizaron una asamblea y los trabajadores se decantaron claramente en contra de la propuesta de la empresa. «La plantilla, unánimemente, no quiso el convenio», recuerdan desde el comité. Hay problemas de rebajas salariales, pero también de funciones, «que no se corresponden». Y todo ello, relata Gutiérrez, tras 10 años sin aumentos de sueldo y con una rebaja del 4% que los empleados asumieron de 2012 a 2016. 

Los trabajadores se manifestaron a principios de agosto contra los 'recortes' del convenio

Cabe recordar que actualmente están en vigor las condiciones del convenio pactado en 2010 y que se han venido prorrogando desde 2013 hasta ahora. Pero los empleados llevan tiempo denunciando que, ahora que la situación es más de recuperación, la empresa pretende eliminar los beneficios económicos y sociales que recoge el convenio vigente.

Desde el comité también apuntan que tienen prevista una reunión para final de mes, en la que debatirán su situación salarial. «Nos deben un aumento del 0,3% correspondiente al 2016; y de un 0,4 de este 2017. Y nos proponen un 0,5, eso sí, supeditado a nuestra posición ante el convenio. Esto es un chantaje en toda regla», lamenta el representante de los trabajadores.

Otras funciones

Villablanca cuenta con unos 380 trabajadores. Y los cuidadores lamentan que les toca realizar funciones que no corresponden a su categoría, sino a los monitores. En febrero, señalan desde el comité, presentaron una denuncia «y la inspectora nos dijo que había que hacer una comisión paritaria, con tres miembros de la empresa y tres del comité». En los próximos días se sentarán y debatirán el tema.  «Si no hay acuerdo, lo llevaremos al juzgado. Porque no podemos hacer dos trabajos al mismo tiempo, y lo que hay escrito en el convenio muestra que las funciones que están hechas para otra categoría no debemos hacerlas nosotros», insiste el representante sindical.

Temas

Comentarios

Lea También