Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En libertad los dos ediles de la CUP de Reus tras comparecer ante el juez y negarse a declarar

Marta Llorens y Oriol Ciurana están siendo investigados por un presunto delito de odio por las movilizaciones posteriores al 1-O. Fueron detenidos el miércoles por la magistrada para obligarles a presentarse en los juzgados de Reus

Francesc Gras

Whatsapp
Marta Llorens y Oriol Ciurana, a su salida de los juzgados de Reus. Foto: F.G

Marta Llorens y Oriol Ciurana, a su salida de los juzgados de Reus. Foto: F.G

Los dos concejales de la CUP de Reus, Marta Llorens y Oriol Ciurana, han quedado en libertad después de comparecer ante la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Reus como investigados por un presunto delito de odio en el caso relacionado con las movilizaciones del 1-O.

Los dos ediles cupaires, que fueron detenidos ayer por no presentarse ante la juez hasta en dos ocasiones, se han acogido a su derecho a no declarar a las preguntas de ninguna de las partes. Tras ello, han salido en libertad y sin medidas cautelares "dado que la detención tenía como único objetivo su comparecencia en sede judicial", han informado fuentes del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJCat)

 

Llorens y Ciurana han llegado a los juzgados de Reus a primera hora de la mañana después de pasar toda la noche arrestados en la comisaría de los Mossos d'Esquadra de la avenida de Falset. En el exterior ya les esperaban más de un centenar de personas reunidos para apoyar y solidarizarse con los dos detenidos.

Entre los concentrados muchos lazos amarillos, pancartas con lemas como "No volem justícia polititzada" y gritos a favor de la libertad. También distintos políticos cupaires como el exdiputado Sergi Saladié, el concejal de la CUP en Vic, Joan Coma, o la concejal reusense, Mariona Quadrada, también investigada en la misma causa. El alcalde de Reus, Carles Pellicer, y otros concejales reusenses del PDeCAT y ERC tampoco se han perdido la ocasión de apoyar a los cupaires.

Numerosas personas se han concentrado en los jugzgados en apoyo a los ediles. Foto: F.G

Los dos ediles de la CUP han salido por la puerta de los juzgados pasadas las 10 de la mañana y se han fundido en un emotivo abrazo con sus familiares y amigos mientras que los concentrados gritaban "Marta i Oriol, no esteu sols".

Transcurridos estos primeros minutos, y rodeados por una nube de cámaras y periodistas, los dos concejales han denunciado, una vez más, la falta de libertad y de separación de poderes que hay en el Estado. "La incitación al odio sólo existe por una parte. Somos los únicos que podemos ir a la prisión por no venir a declarar en un juzgado que nos dice que no podemos manifestarnos en la calle y gritar consignas como votaremos o libertad", ha declarado Ciurana.

Marta Llorens: "Seguimos, seguiremos, no desfallezcamos ni vosotras ni nosotras. Nos mantendremos en pie para seguir luchando"

Por su parte, Llorens ha argumentado que "no reconocemos el marco judicial del Estado español porque no tiene separación de poderes y judicializa la política. Y por mucho que las elecciones hayan sido impuestas y sean ilegitimas, todavía no hemos normalizado la situación después de una victoria de la mayoría independentista". Ella misma también ha lanzado una proclama: "Seguimos, seguiremos, no desfallezcamos ni vosotras ni nosotras. Nos mantendremos en pie para seguir luchando".

Antes de concluir su intervención y de cantar Els Segadors, ambos han explicado que han "resistido" las 20 horas arrestados "con mucha tranquilidad y mucha dignidad". También han agradecido tanto la presencia de las personas en la puerta de los juzgados como las que ayer se personaron de noche en la comisaría de los Mossos para apoyarles. Cabe recordar que la plaza del Mercadal ya fue escenario por la tarde de una gran concentración para rechazar sus detenciones que reunió a un millar de personas.

Políticos, bomberos y ciudadanos investigados

Los concejales cupaires forman parte de los 13 investigados que mantiene una macrocausa entre cargos políticos (entre ellos el alcade Carles  Pellicer), cuatro bomberos y los responsables de un gimnasio. Todos ellos están investigados por un presunto delito de odio dentro de un caso que surge tras la admisión a trámite de una denuncia de la Policía Nacional por las movilizaciones del 1-O. Todos los cargos políticos, a excepción de Llorens y Ciurana, están encausados por firmar un manifiesto de condena a la represión policial y pedir la retirada de los agentes de la Policía Nacional desplazados a la capital del Baix Camp. Semanas atrás ya se personaron en los juzgados de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También