Estímulos artísticos en la hora de recreo

La Escola Bressol Municipal El Marfull impulsa una prueba piloto para potenciar la etapa 0-3 fuera del aula

C. VALLS

Whatsapp
Niños durante una actividad en la Escola Bressol El Marfull, ayer martes. FOTO: ALBA MARINÉ

Niños durante una actividad en la Escola Bressol El Marfull, ayer martes. FOTO: ALBA MARINÉ

La Escola Bressol Municipal El Marfull impulsa una prueba piloto cuyo objetivo es potenciar la etapa de 0 a 3 años a través de la inclusión de estímulos musicales y artísticos durante el recreo, aprovechando las potencialidades del entorno, fuera del aula. En la inciativa, de carácter mensual, colaboran profesionales de entidades de Reus.

«La idea del proyecto surge de la inquietud del equipo El Marfull, de trabajar en red y de reivindicar esta franja educativa, una etapa crucial para el desarrollo cognitivo del niño o niña y en la que se producen muchos cambios. Desarrollamos el proyecto con la colaboración de L’Aula de Sons de momento, y desde la entidad añaden música como complemento a la experiencia que pueden vivir los pequeños en el patio; se desarrolla a través de una pedagogía libre, no dirigida, donde destacamos la potencialidad del entorno, sin intervenir ni obligar a que los niños y niñas atiendan dicho estímulo musical, ellos eligen», expone la directora de El Marfull, Marta Melikidis.

«Cuando nos contactó Marta para formar parte del proyecto, creímos que sería un espacio interesante en el que trabajar, ya que hasta el momento sólo habíamos trabajado a partir de los 3 años. Para nosotros está siendo toda una experiencia», explica, por su parte, Ferran Benach, de L’Aula de Sons, quien destaca la implicación de Sònia Arias, de la misma entidad, implicada en el proyecto. Benach encuentra que, la que nos ocupa, es una iniciativa en la que los niños y niñas tienen la opción de «escuchar, ver y tocar».

«Son totalmente libres. Lo importante es observar reacciones, ver cómo interactúan con la persona que hace música. Hemos visto que hay niños que no muestran interés, otros que observan y se van acercando poco a poco y otros que prefieren jugar con elementos de carácter manipulativo que tienen a su alcance», complementa Melikidis. Destaca, por otro lado, que Les Artistes Locals es otra entidad que se sumará en la próxima sesión de diciembre. «Se centrarán en la danza y la expresión corporal. En esta franja, los niños y niñas juegan por naturaleza. Ésta es una propuesta más del recreo, no impuesta, que enriquece la hora del patio», acota la directora de El Marfull.

A su vez, el concejal de Cultura i Política Lingüística i Educació, Daniel Recasens, declara que «supone toda una apuesta para esta franja de edad, para desarrollar la sensibilidad de cada uno, es un trabajo que apoya su educación y con el que adquirirán competencias». Celebra, además, la labor del equipo en El Marfull, desde donde «reivindican la Escola Bressol, que no es el lugar en el que dejar a los hijos y marcharse, sino que se realiza un trabajo educativo importante». Sobre el proyecto, Recasens aporta que «fusiona arte y cultura en una experiencia, con inputs artísticos, donde los niños exploran qué les interesa y los mueve», señala.

Observar y reaccionar

El mes de mayo será cuando finalice la prueba piloto en la que como dice Melikidis, «analizaremos las observaciones que hemos ido haciendo; sin el apoyo de la concejalía y el Ayuntamiento, no podríamos haber llegado hasta aquí». Benach recuerda, además, que, «en la última sesión que hagamos, incluiremos a las familias, algo que puede ser muy interesante, también».

Recasens manifiesta que «otro factor a distinguir es que la música no es de tipo curricular, ésta es otra experiencia en el espacio educativo, donde observan y reaccionan», dice. Melikidis concluye que «la música, y el arte en definitiva, favorece el aprender a gestionar las emociones y avanzar en el lenguaje, es una actividad global».

Temas

  • eudación
  • infancia
  • ensenyament
  • niños

Comentarios

Lea También