Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Evalena Nilsson: ‘La hípica no es elitista’

La experta del sector compitió siendo muy joven. Desvela cuáles son los complementos más importantes para ir bien equipado y establece que el sector 'tiene una buena cantera'

Cristina Valls

Whatsapp
Nilsson lidera la tienda de hípica de la avenida Països Catalans. Autor: Alfredo González.

Nilsson lidera la tienda de hípica de la avenida Països Catalans. Autor: Alfredo González.

«Empecé a montar a caballo a los 9 años y desde siempre me ha gustado esta práctica. Competí cuando era pequeña y al formar una familia decidí dejarlo. Ahora tengo siete caballos y cuido de ellos. Con el tiempo, vi que tenía que desplazarme hasta muy lejos para conseguir según qué materiales y vi que en la ciudad faltaba una tienda donde poder conseguir complementos y un equipo para jinete y caballo. Finalmente, me decidí a abrir la tienda», explica a modo de introducción Evalena Nilsson sobre la apertura del negocio Horse & Rider en la avenida Països Catalans. Está abierto desde finales del año pasado y ella está más que satisfecha.

Tengo una yegua española que además ha participado en bastantes actividades realizadas en Reus como es el caso de Els Tres Tombs, el Mercat al Mercadal e incluso la recepción de los Reyes por navidad

La familia al completo además está muy implicada en este sector. Su marido lidera un Centro de Hípica llamado Quadres d’en Blai y sus hijas compiten en salto. «Para acabar compitiendo te tiene que gustar mucho y dedicarle muchas horas. Mis hijas se enamoraron de este animal tan noble y siguen practicando. En mi caso, es una afición que no he abandonado. Tengo una yegua española que además ha participado en bastantes actividades realizadas en Reus como es el caso de Els Tres Tombs, el Mercat al Mercadal e incluso la recepción de los Reyes por navidad», señala contenta. Aunque con el tiempo se ha visibilizado bastante, el sector de la hípica tiende a encasillarse como algo caro pero la verdad es que «la hípica no es elitista. Además, hay mucha gente que lo practica y ahora se realizan muchísimas sesiones de crecimiento personal con caballos». 

 

Nilsson junto a la zona de cascos para montar. Foto: Alfredo González.

Según la especialista, hay elementos que pueden parecer muy extraños para los desconocidos del sector, pero que acaban siendo muy útiles. «Hay una tela con estampado de cebra que sirve para que las moscas no molesten el caballo. Suponen un verdadero suplicio para ellos, son sensibles y cuando les viene un insecto les molesta mucho. Utilizamos un aerosol para aliviar un poco el efecto y para ser más efectivos usamos una manta de estas, el estampado las distrae y las descentra. La tela es transparente y el animal puede ver a través de ella sin ninguna dificultad», detalla. Por lo que respecta a los elementos más importantes que tiene que llevar un jinete, Nilsson especifica que «es muy importante tener bien ajustado el casco, una ropa que no lleve costuras, ceñida y ágil, pantalones siempre largos y unos buenos zapatos con talón. Lo principal es la seguridad, pero también la comodidad».  En el caso de los niños que empiezan, también se les añade un protector de espalda en caso de caída.  Sobre el público, Nilsson establece que suele ver a más mujeres que hombres en este sector, aunque «en alta competición el hombre predomina como el que más».

 
Si mira hacia el futuro, cataloga la profesión «con mucho futuro. Y es que día a día veo mucha gente joven empezando en el mundo de la hípica. Apuestan por ello y qué mejor forma que establecer cantera para ello».   

Temas

Comentarios

Lea También