Experimentar con la ciencia para aprender

Educación. El Col·legi Mare Molas participará en el programa Repte Experimenta, impulsado por la Universitat Rovira i Virgili

Cristina Valls

Whatsapp
Fachada del Col·legi Mare Molas, ubicado en el barrio con el mismo nombre. FOTO: A. gonzález

Fachada del Col·legi Mare Molas, ubicado en el barrio con el mismo nombre. FOTO: A. gonzález

El Col·legi Mare Molas de Reus ha sido seleccionado de entre  44 centros de 16 comarcas catalanas para participar en el programa Repte Experimenta, impulsado por la Universitat Rovira i Virgili (URV). La iniciativa se pondrá en marcha el curso que viene y durará dos años. 

El programa tiene como objetivo acompañar a escuelas e institutos en la potenciación de la experimentación científica en el aula, a través de aprendizajes basados en su iniciativa y acción. De esta manera, se potenciará la motivación del alumnado.  «Estamos muy contentos de haber sido escogidos. Estábamos ilusionados ya al enviar la memoria que se pedía para hacer la solicitud. Para nuestro centro supone algo muy importante, puesto que conseguiremos que los estudiantes puedan tener un aprendizaje científico más vivencial, fomentando el gusto por este campo de aprendizaje y con la finalidad de despertar nuevas motivaciones», valora la directora pedagógica del Col·legi Mare Molas, Núria Pellicer.

Los más de 1.600 alumnos de primero y segundo de la ESO de los centros seleccionados –entre los cuales hay cinco público y otros cinco concertados– tendrán la oportunidad del apoyo de científicos que están en activo. «Estos mentores, de una manera práctica, los ayudarán a vincularse a la ciencia, desde una óptica cercana y realista, será enriquecedor para ellos y reforzará todo lo que ya trabajamos en el centro en materia científica», completa.

200 profesionales del sector

Gracias a la alianza entre la Universitat Autònoma de Barcelona, el Institut de Ciències del Mar, la URV, el Institut Català d’Investigació Química y empresas del sector químico y biotecnológico garantizarán que hasta 200 profesionales del sector acompañen a los jóvenes de los diferentes centros del territorio escogidos para emprender esta nueva empresa didáctica.

Repte Empresa se articulará en cuatro sesiones de dos horas cada una y en grupos reducidos e irán acompañados de un profesional científico. «Además de hacer estas sesiones, hay una combinación motivacional muy completa, puesto que al terminar el proyecto cada grupo montará un vídeo y una memoria que los ayudará a competir con los demás grupos», continua Pellicer. 

Luego, cada centro seleccionado escogerá los mejores –los que han superado la prueba– los cuales, a su vez, acercarán la experimentación a alumnos de su mismo centro, de quinto y sexto de primaria. En caso de que no se trate del mismo centro, será uno adscrito. Esta interacción entre alumnos persigue la divulgación de las STEM (es decir, por sus siglas en inglés, Science, Technology, Engineering and Mathematics). Este concepto o plan, de hecho, responde a la necesidad de afrontar la situación actual de desequilibrio de la demanda laboral en ciertos sectores relacionados como la ciencia y la tecnología.

«Este programa servirá para contextualizar todo aquello que ya hacíamos en el aula. Además, una vez hayan sido seleccionados los grupos por parte del centro, como conclusión del mismo, se llevará a cabo la Fira Experimenta», expone. 

En dicho acto,  se presentará al público familiar los 30 experimentos realizados por todos los centros participantes y se otorgarán, en consecuencia, los Premis experimenta a os tres mejores equipos de jóvenes divulgadores científicos. 

Temas

Comentarios

Lea También