Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Expertos en urbanismo plantean la necesidad de remodelar la plaza Prim

El grupo de trabajo de urbanismo del catálogo de ideas Eix 2015 propone una puesta al día del centro neurálgico, comercial y cívico de Reus
Whatsapp
Visión panorámica de la plaza Prim desde un edificio de la esquina que hay con la calle de Monterols.  Foto: Pere Ferré

Visión panorámica de la plaza Prim desde un edificio de la esquina que hay con la calle de Monterols. Foto: Pere Ferré

Necesita la plaza Prim una remodelación que contribuya a su puesta al día como ya ha ocurrido con otras plazas emblemáticas de la ciudad como las de la Llibertat o Mercadal? Este es el dilema que ha puesto encima de la mesa el grupo de trabajo de urbanisme que ha participado en el catálogo de propuestas Eix 2015, presentado hace unos días por la Cambra de Comerç de Reus. En el compendio de ideas se recoge ésta, asegurando que existe «la necesidad urgente de completar la reforma de algunos espacios públicos de Reus, sobre todo la remodelación y puesta al día de la plaza de Prim, como centro neurálgico, comercial y cívico, que articula el centro histórico con los primeros ensanches de la ciudad».

El arquitecto Anton Pàmies, quien junto al también arquitecto Juan Manuel Zaguirre, coordinó el grupo de urbanisme del Eix 2015, tiene claro que «no haría falta hacer una gran actuación. Simplemente con minimizar los obstáculos transversales y unificar el pavimento con el que hay en la calle Llovera, la plaza parecería más grande. Sería como recuperar la visión dura de las plazas de los años 40».

Una actuación de este tipo, según el arquitecto Zaguirre, también mantiene que una remodelación de este tipo «facilitaría la instalación de bares y terrazas en los dos lados de la plaza, y no sólo en el de los porches como pasa ahora». No obstante, Pàmies discrepa ligeramente con su colega sobre el tema de las terrazas, asegurando que «tampoco habría que canalizarlo todo en el tema de las terrazas, sino en ganar espacios para que la gente, simplemente, camine y pueda charlar».

El paso de vehículos

Una de las claves que condiciona una posible remodelación de la plaza Prim es saber qué se hace con los coches, tanto con los que circulan por el Tomb de Ravals, como los que entran hasta el aparcamiento subterráneo que gestiona una empresa privada. En este sentido, Juan Manuel Zaguirre tiene muy claro que «la resolución final de lo que se haga en la plaza Prim está condicionada con lo que se haga con el Tomb de Ravals. No se podrá reformar la plaza sin tener claro si el Tomb de Ravals se corta o no al tráfico». En este sentido, el arquitecto es partidario de que el Tomb de Ravals quede cortado al tráfico desde el Raval de Santa Anna hasta el de Jesús y que los coches solamente entren en la plaza desde la calle Sant Joan en dirección a los arrabales de Jesús y Martí Folguera.

Otro de los aspectos en los que coinciden Pàmies y Zaguirre es que las dos rampas que hay del parking representan «un obstáculo, que imposibilitan la movilidad en horizontal de los peatones». Por eso plantean diferentes opciones como suprimir una rampa (por ejemplo la de la calle Llovera) y dejar sólo la de la calle Sant Joan para entrada y salida; o algunas más atrevidas como las de Juan Manuel Zaguirre, que pasarían por «instalar ascensores de acceso para los vehículos y que desaparecieran las rampas, o plantear un alquiler de plazas sólo para gente del centro, como vecinos y comerciantes».

Los dos arquitectos también coinciden en que la plaza Prim no ha perdido protagonismo respecto a la del Mercadal. «La primera está vinculada al eje comercial de Llovera y Monterols y las oficinas y los bancos; mientras que la segunda es el punto de la fiesta, de las terrazas. Lo que está claro es que una se necesita de la otra».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También