Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Familias numerosas urgen ampliar su condición legal para no perder ayudas

Está pendiente que se apruebe la reforma de la Ley de Protección a la Infancia, que ampliará el estado hasta que el último hijo tenga 21 años
Whatsapp
Elisa Boza y su marido, padres de dos niñas y un niño de 13, 10 y 6 años. Foto: Alba Mariné

Elisa Boza y su marido, padres de dos niñas y un niño de 13, 10 y 6 años. Foto: Alba Mariné

Actualmente la condición de familia numerosa se pierde cuando el hijo mayor cumple los 21 años, o hasta que el mismo tenga 25 años si está estudiando. Por esta razón la Associación de Familias Numerosas de Catalunya (FANOC) ha solicitado al Gobierno la tramitación urgente de la ampliación de la condición legal de familia numerosa. Se da el caso que la ex ministra de Sanidad Ana Mato ya anunció en julio de 2013 este cambio, que todavía está pendiente de entrar en vigor.

Las familias urgen que se modifique esta condición hasta que el último de los hijos cumpla 21 años, o en su defecto, 26 años si está estudiando. «De esta manera se acabaría con la discriminación que sufren los hijos pequeños, teniendo en cuenta que una vez que la familia numerosa pierde esta condición por edad de alguno de los hijos, los otros se quedan sin los beneficios que disfrutaron sus hermanos», señalan desde la entidad.

Pere Aluja y su mujer son padres de tres hijas, una de 6 años, otra de 11 y la mayor de 13 años. «La ampliación de familia numerosa nos afecta muy positivamente dado que mantendremos esta condición hasta que la más pequeña de nuestras hijas tenga 21 años o 26 años, si está estudiando, lo que nos permitirá acogernos a las ayudas para libros, bonificaciones, descuentos en servicios, etc.», asegura Pere.

Del mismo modo, Elisa Boza y su marido, padres de dos niñas y un niño de 13, 10 y 6 años, respectivamente, aseguran que «en nuestro caso la ampliación legal supondría continuar teniendo la categoría de familia numerosa general hasta el año 2029, o bien en 2034 si mi hija pequeña continuara estudiando». Ambas familias consideran de vital importancia esta modificación, teniendo en cuenta la importancia de la educación en el gasto familiar.

Aluja asegura que «podríamos hablar del 30% de los ingresos familiares el que se destina a material, la cuota del AMPA, comedores, libros, actividades, etc.». Él mismo confiesa que desde hace unos años le son denegadas las ayudas al comedor escolar y que dejar a dos niños en el comedor puede suponer un gasto de entre 300 y 400 euros mensuales».

 

Estudios universitarios

La FANOC también urge la entrada en vigor de la nueva condición legal antes de que se inicie el período de matrículas universitarias para no dejar sin bonificaciones a miles de estudiantes.

El retraso mantiene expectantes a miles de familias, ya que según explican desde la asociación podrían quedarse «fuera del título y además perder uno de los beneficios más importantes que tienen y que es la bonificación en tasas académicas, de entre el 50% y el 100%, lo que significa un importante ahorro si varios hijos están cursando estudios superiores al mismo tiempo». A esto habría que añadir que las mismas familias también perderían los beneficios en el acceso a becas de estudio, como los puntos extras o un umbral de renta superior que pueden tener en el baremo para obtener estas ayudas, así como los descuentos en el transporte urbano.

Al respecto de esta situación actual, Elisa Boza asegura que «en los últimos años, con la crisis, los recortes y el aumento de tasas, más de una familia no ha podido hacer frente a los estudios superiores de sus hijos. El coste de la enseñanza y la posibilidad de que se tengan que formar lejos de su residencia supone un esfuerzo económico muy importante para las familias numerosas». Por esta razón, a la Associación de Familias Numerosas de Cataluña le preocupa que la ampliación de la condición legal llegue después del inicio del próximo curso académico porqué, según explica el director de FANOC, Raúl Sánchez, «supondría que muchos alumnos hijos de familias numerosas no podrán disfrutar de estos beneficios, y esto puede ser un problema serio en algunos casos». La entidad recuerda que la bonificación en las tasas académicas supone que estas familias pagan la mitad o no pagan nada de matrícula universitaria y destaca que si la pierden, algunas no podrán afrontar este gasto.

Por todo ello, Pere Aluja asegura que «desde la Associación de Familias Numerosas de Cataluña defendemos la necesidad de apostar de manera decidida por la familia. Los datos de natalidad son muy malos lo que pone en riesgo el estado del bienestar, dado que será insostenible. Hace falta más apoyo en todos los ámbitos».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También