Más de Reus

Familias reusenses califican de «poco rigurosa» la adscripción única

Las preinscripciones empiezan esta semana con el nuevo modelo en el que cada escuela tendrá, ahora, un sólo instituto de referencia. Padres y madres dudan del mapa dibujado

MONTSE PLANA

Whatsapp
Los alumnos de la escuela Misericòrdia tienen, ahora, el INS Gaudí de referencia. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Los alumnos de la escuela Misericòrdia tienen, ahora, el INS Gaudí de referencia. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Esta semana empiezan las preinscripciones escolares. Periodo que en Reus se afronta con una novedad: la adscripción única. Es decir, por primera vez, cada escuela pública tendrá un sólo instituto de referencia, y no dos, que era como funcionaba hasta el momento. En abril del año pasado se anunciaba que empezaría a aplicarse a partir del próximo curso 2021-2022, a pesar de las críticas que habían mostrado públicamente una quincena de AMPAs de Reus. Una decisión tomada desde el Departament d’Ensenyament de la Generalitat como una herramienta más para luchar contra la segregación. Ahora, con las prescripciones en el orden del día, un grupo de familias han querido mostrar su indignación.

De entrada, recuerdan que «jamás nos hemos pronunciado en contra de este modelo de adscripción única», sino que lo han puesto en duda. Señalan que la segregación escolar les preocupa, pero se preguntan cómo se evitará «con este mapa escolar que se ha dibujado», por lo que tachan el nuevo modelo de «poco riguroso». Como ejemplo, familias con las que ha podido hablar el Diari de la escuela Misericòrdia se muestran sorprendidas de que su instituto de referencia sea, ahora, el Institut Gaudí, y es que recuerdan que ambos centros son de alta complejidad, además de estar muy lejos el uno del otro.

Este grupo de familias contrarias al nuevo modelo se muestran especialmente indignadas con el proceso llevado a cabo. Y es que dicen sentirse «ignoradas por la concejalía de Educació de nuestro consistorio», considerando que «no se ha llevado a cabo todo el proceso participativo». Por un lado, tachan el Consell Escolar Municipal de «opaco», mientras que las reuniones llevadas a cabo estos últimos meses de febrero y marzo con las familias de cada centro creen que han sido de «carácter meramente protocolario»: «De entrada, nos advertían que el modelo ya estaba decidido, que no era objeto de debate y simplemente recogía nuestras dudas y preocupaciones, pero no las resolvía», añaden las mismas familias de alumnos de Reus.

Por todo ello, y aunque la adscripción única será ya en estas preinscripciones una realidad, dichas familias siguen reclamando que «se justifique el diseño del nuevo modelo» y que se aclaran sus dudas «y no de forma ambigua».

Temas

  • Educación
  • Diari de Reus
  • adscripción única
  • Departament d’Ensenyament
  • Institut Gaudí
  • Consell Escolar Municipal

Comentarios

Lea También