Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Educación

Formarán alumnos ‘expertos’ en Reus para prevenir conductas de acoso escolar

El Col·legi Maria Rosa Molas y el Institut Roseta Mauri forman parte del programa ‘#aquiproubullying’ de Ensenyament

Silvia Fornós

Whatsapp
Desde el INS Roseta Mauri destacan que el objetivo es detectar casos incipientes de acoso para terminar con ellos. Foto: Alfredo González

Desde el INS Roseta Mauri destacan que el objetivo es detectar casos incipientes de acoso para terminar con ellos. Foto: Alfredo González

Prevenir, detectar y actuar ante posibles situaciones de acoso escolar. Con esta intención, el Col·legi Maria Rosa Molas y el Institut Roseta Mauri de Reus se han sumado al programa de innovación pedagógica #aquiproubullying, impulsado por el Departament d’Ensenyament. «El objetivo es desarrollar estrategias para prevenir, detectar e intervenir en el caso de observar conductas de acoso escolar», detalla la directora pedagógica del Col·legi Maria Rosa Molas, Núria Pellicer. La duración del proyecto es de dos cursos. 

En la primera fase de la iniciativa un grupo de profesores de cada centro educativo ha recibido formación específica sobre acoso escolar. «La formación se ha centrado en aprender a detectar situaciones de bullying y en conocer las herramientas para poder acabar con el acoso escolar, además de saber cuáles son los diferentes tipos», explica Carme López, jefa de estudios del INS Roseta Mauri. Ahora el colegio y el instituto están centrados en la redacción y diseño de su propio proyecto, para formar a los estudiantes en la prevención del acoso escolar, e implementarlo el próximo curso. «En lo que afecta a los alumnos de Ciclo Superior, hemos pensado que será positivo que los niños y niñas reciban una formación que les permita reflexionar y trabajar transversalmente todas las áreas de aprendizaje. Además, integrarán los denominados ‘Equips X la Convivència’», detalla la directora pedagógica del Col·legi Maria Rosa Molas. 

Por su parte, los estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria tendrán un papel más activo en la prevención de posibles situaciones de acoso escolar. Según detalla Núria Pellicer «una docena de alumnos seleccionados de tercer curso de la ESO recibirá la formación necesaria para poder detectar situaciones de acoso escolar». También avanza que estos estudiantes integrarán los llamados ‘Equips guaites’. En el caso del INS Roseta Mauri, la intención es que estos equipos estén constituidos también por estudiantes de primer curso de la ESO. «El programa #aquiproubullying pretende crear una red de alumnos formados en detección y prevención de bullying, y cuando observen un caso se pueda activar todo un mecanismo para actuar y hacer que este acoso incipiente desaparezca», explica Carme López.

Alumnos activos

Los estudiantes observarán y estarán atentos ante este tipo de situaciones. «Si ven o detectan alguna conducta podrán hacérselo saber a sus iguales, quienes tendrán la suficiente información para discernir cómo solucionar el problema, o si es necesario informar a un adulto, que sería la persona de referencia y el coordinador de los ‘Equips guaites’», detallan desde ambos centros educativos. Al respecto, Carme López resalta la importancia de «actuar con rapidez para hacer que este tipo de situaciones dolorosas se erradiquen». «La actuación será tanto con el alumno acosado como con el acosador. De lo que se trata es de encontrar la raíz del problema para intentar erradicarlo», añade la jefa de estudios del INS Roseta Mauri.

Maribel Grant, Laia Recasens y Olesia Nykolyshyn tienen 12 años y son alumnas del INS Roseta Mauri. «Cuando un niño se pelea con otro, o se insultan, lo mejor es decírselo al profesor para que se arregle, porque si no la bola se hace más grande», explica Maribel. Las tres estudiantes valoran positivamente el programa #aquiproubullying. «En clase había un niño con el que los compañeros no querían jugar y con la profesora hablamos de la situación. Expusimos quién le hacía daño y por qué, cómo se sentía… y ahora todos nos llevamos bien», explica Olesia. Las tres estarían dispuestas a formar parte de los ‘Equips guaites’. «Me gusta ayudar a los demás», asegura Maribel, mientras que Laia destaca que «ayudando a otras personas con problemas te sientas mejor», y Olesia añade que «si algún día necesito ayuda también me ayudarán, porque yo habré ayudado antes a otros compañeros».

El programa es extensivo a toda la comunidad educativa. «Lo que queremos es provocar el efecto mancha de aceite, es decir, implicar a todo el personal docente y no docente y a todo el alumnado, que a su vez implicará a las familias», destaca Carme López. Añade que «cualquier persona que sea testigo de una actitud que no es la adecuada debe saber los mecanismos para actuar o conocer a quién dirigirse».

Temas

Comentarios

Lea También