Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sucesos

Golpe policial al tráfico de drogas en Reus y Tarragona

La Guardia Civil desarticula cuatro organizaciones dedicadas al tráfico de estupefacientes en los barrios Sant Josep Obrer y Gaudí de Reus, y Bonavista y Camp Clar de Tarragona

Diari de Tarragona

Whatsapp
Agentes de la Guardia Civil, entrando en un piso del barrio Gaudí. Foto: Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil, entrando en un piso del barrio Gaudí. Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil en el marco de la operación 'Cancerbero', ha procedido a desarticular, en su última fase, a dos organizaciones criminales de narcotraficantes que operaban activamente en los barrios Gaudí y Sant Josep Obrer de la ciudad de Reus. Durante la operación se ha procedido a la detención de 8 personas de nacionalidad española y marroquí, así como la toma de declaración en calidad de investigados a 2 miembros de las organizaciones desarticuladas, y se han practicado 5 registros domiciliarios en los que se han intervenido 1.210 plantas de marihuana, 26 gramos de cocaína, 18 gramos de hachís, 5.700 €, 1 arma de fogueo, 40 cartuchos, 1 pistola Taser, 1 vehículo y útiles para la manipulación y venta de droga.

Esta operación, desarrollada en diferentes fases, se inició a finales de 2016, cuando en el barrio Gaudí de la localidad de Reus, fue detectado un clan familiar dedicado al tráfico de drogas al menudeo y al robo de sustancias a otras organizaciones de narcotraficantes. Esta organización disponía de varios domicilios donde traficaba con todo tipo de sustancias estupefacientes.

Tras las primeras investigaciones se pudo constatar que los responsables de esta organización estaban relacionados y colaboraban con miembros de otras organizaciones criminales asentadas en Reus y Tarragona.

 

Fruto de la información adquirida por la Guardia Civil, a finales del mes de mayo, se procedió a la explotación de la primera fase de la operación, cuando se practicaron cuatro registros en los domicilios usados para la venta al menudeo, procediendo a la aprehensión de diversas cantidades de sustancias estupefacientes, dinero en efectivo y útiles para el pesaje y distribución de la droga. En esta actuación se procedió a la detención de cuatro personas como autores de los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

Derivado de las investigaciones policiales, se pudo averiguar la existencia de otra organización afincada en los barrios de Bonavista y Camp Clar, que se dedicaban al cultivo, elaboración y distribución de derivados cannabicos que complementaban con la realización de los llamados 'vuelcos' de droga a otras organizaciones criminales, constatando la autoría de un robo de 330 plantas de marihuana, de una finca de Les Borges del Camp, que fueron intervenidas por la Guardia Civil en el interior de un vehículo dado a la fuga y que fue abandonado posteriormente.

Por dicho motivo a primero de julio, se procedió a la explotación de la segunda fase de la operación, cuando se intervinieron 250 plantas de marihuana en dos registros domiciliarios en los barrios de Bonavista y Camp Clar de Tarragona; deteniendo a seis personas como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza, defraudación de fluido eléctrico, pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas; tomando declaración en calidad de investigada a una mujer de nacionalidad rumana.

A raíz de la información adquirida en la explotación de las fases anteriores de la operación, la Guardia Civil detectó la existencia de otras dos redes afincadas en Reus, que además de estar relacionadas con las organizaciones anteriores operaban de manera individual.

La primera de las organizaciones, se dedicaría al cultivo, elaboración y tráfico de drogas, relacionandose directamente con la intervención de 6.150 gramos de cogollos de marihuana, que se descubrieron en un vehículo dado a la fuga cuando la Guardia Civil intentaba identificarlo. Fruto de esa actuación, a finales de julio se procedió al registro de una finca rustica del término municipal de Riudons donde se localizaron varias cantidades de droga, un arma de fuego y munición, deteniendo a dos personas como presuntas autoras de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas.

La segunda organización, formada integramente por personas de raza árabe, además de estar relacionados con las anteriores organizaciones en materia de narcotráfico, también se dedicarían al tráfico de armas. Algunos miembros de esta organización, a finales de julio, fueron interceptados en un control policial de la Guardia Civil en Benicarlo, descubriendo en el interior del vehículo en el que viajaban tres armas de fuego y diversa munición.

La última fase de la operación, que se desarrolló durante la mañana de este jueves en la ciudad de Reus, se realizaron 5 registros domiciliarios, en los que se intervinieron 1.210 plantas de marihuana, 26 gramos de cocaína, 18 gramos de hachís, 5.700 €, 1 pistola Taser, 1 arma de fogueo, 40 cartuchos, 1 vehículo y útiles para la manipulación y venta de droga, culminando con la detención de 8 integrantes de las organizaciones desarticuladas, así como realizando la toma de declaración en calidad de investigados a 2 miembros de las organizaciones.

Temas

Comentarios

Lea También