Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Reus

Gomis, imputada en Innova, sopesa asumir el escaño de Jané en Madrid

La exconcejal de Reus, tercera en la lista de CiU, sustituiría como diputada al nuevo conseller de Interior y pasaría a estar aforada
Whatsapp
Foto: ACN/Núria Torres

Foto: ACN/Núria Torres

El cambio de Govern que anunció ayer el president de la Generalitat, Artur Mas, puede tener un efecto colateral en el caso Innova. Tras la salida de los tres consellers de Unió, Mas nombró ayer al diputado en el Congreso por Tarragona, Jordi Jané (nacido en L’Arboç), conseller de Interior; a Jordi Ciuraneta (nacido en Sabadell, pero que reside en La Palma d’Ebre) conseller de Agricultura y a Meritxell Borras consellera de Governació. Sustituyen a Ramon Espadaler, Josep Maria Pelegrí y Joana Ortega, respectivamente. La actual consellera de Benestar i Família, Neus Munté, será también vicepresidenta del Govern y relevará a Francesc Homs como portavoz del Ejecutivo catalán.

Jané tendrá que dejar su escaño en el Congreso ya que la Llei de Incompatibilitats de la Generalitat prohíbe que un conseller sea diputado en el Congreso, senador o eurodiputado.

Cuando un diputado cesa en su cargo, le sustituye el siguiente en la lista. En las elecciones generales de 2011, CiU obtuvo dos diputados. El número 1 era Jordi Jané (CDC) y el 2, Martí Barberà, de Unió. La número 3 fue Teresa Gomis (CDC), entonces concejal en el Ayuntamiento de Reus. Por tanto la ‘sucesora’ natural de Jané sería Teresa Gomis.

Al ser diputada, Gomis pasaría a ser aforada de modo que, tal como establece la Constitución, cualquier imputación contra ella debería ser instruida y, si llega el caso, juzgada, por el Tribunal Supremo y no por un tribunal ordinario. Según un constitucionalista consultado por el Diari, el aforamiento ‘protege’ al diputado o senador de cualquier proceso judicial que esté en marcha durante el ejercicio de su cargo, independientemente de si el delito –si es que lo ha habido– se haya cometido con anterioridad. Por tanto, la investigación del caso Innova pasaría al Supremo.

Un largo periplo judicial

De acuerdo a un abogado penalista, el primer paso debería ser que la defensa de Teresa Gomis solicitase al juez instructor del caso Innova que se inhibiese en favor del Supremo. El juez podría admitir o denegar la petición. Si la denegase, la defensa podría recurrir a la Audiencia Provincial. Si la aceptase, el caso se elevaría al Supremo y afectaría también a todos los imputados en las mismas piezas que Gomis (ver información de la página 3) ya que «dos tribunales no pueden juzgar el mismo caso».

Una vez que el caso llegase al Supremo, éste podría decidir asumir la causa o ‘devolverla’ a Reus. Si optase por aceptarla, debería solicitar un suplicatorio al Congreso para que autorizase el procesamiento. Si la Cámara Baja diese luz verde, el aforado sería juzgado. Si denegase el suplicatorio, el caso sería sobreseído.

En suma, un largo periplo judicial que en la práctica puede no tener ningún efecto ya que el periodo de sesiones del Congreso está a punto de concluir, está por medio el mes de agosto –en el que la Justicia sólo tramita los casos más urgentes– y en noviembre hay elecciones generales tras las cuales Gomis podría no ser diputada y el caso volvería a Reus.

Todo este hipotético recorrido judicial pasaría por que Gomis asumiese el acta de diputada y no renunciase en favor de la número 4 de la lista de CiU en 2011: Núria Balagué (CDC).

Gomis aseguró ayer que «me hace ilusión ser diputada, pero aún no he tomado ninguna decisión. Hablaré con mi abogado, pero me es indiferente ser aforada o no. Estoy muy tranquila. Yo no he hecho nada más que trabajar por la ciudad con todo el corazón. Lo decidiré en un máximo de 48 horas. Haré lo mejor para el partido, lo que me pida el President Mas. Estoy a su servicio».

El coordinador general de CDC, Josep Rull, explicó ayer –informa Europa Press– que «tenemos que hablar con Teresa Gomis para conocer cuál es su voluntad». Rull recordó que CDC es partidaria de que los cargos públicos dejen sus funciones, no cuando se les imputa, sino si finalmente se les abre juicio oral, y recordó que Gomis, por ahora, está imputada sin más.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También