Más de Reus

«Hay vecinos mayores y sin ascensor que no pueden salir»

En un bloque de ocho pisos de la calle Riera de l’Escorial están sin servicio desde principios de mes tras cambiar el contador a uno inteligente. El aparato ha acabado bloqueándose

MONTSE PLANA

Whatsapp
María Dolores, Mario y otros vecinos en el ‘hall’ del edificio mostrando el ascensor, que no funciona desde hace un par de semanas. FOTO: ALBA MARINÉ

María Dolores, Mario y otros vecinos en el ‘hall’ del edificio mostrando el ascensor, que no funciona desde hace un par de semanas. FOTO: ALBA MARINÉ

Desde hace un par de semanas, los vecinos del bloque de pisos del número 1 B de la calle Riera de l’Escorial de Reus están sin ascensor. El bloque es de ocho pisos y parte importante de vecinos son mayores, lo que está agravando el problema, y es que denuncian que no pueden salir de casa. El motivo, según detallan los propios vecinos y confirma Endesa, es el cambio del contador a uno inteligente. «Resulta que la potencia contratada no es suficiente para que pueda funcionar correctamente el ascensor. A raíz de esto, el contador ha quedado bloqueado. Ya se ha solicitado a Endesa ampliar la potencia, pero resulta que la empresa tiene un margen de 15 días para hacerlo efectivo», señalan los vecinos. Por su parte, Endesa confirma que esta misma semana recibieron dicha solicitud, por lo que esperan que el problema se solucione lo más rápido posible. No obstante, la realidad es que la comunidad hace ya un par de semanas que está sin ascensor y que por delante tendrán dos semanas más. En total, un mes aproximadamente sin un servicio esencial.

Mario es uno de los vecinos afectados. Vive en el octavo, aunque subraya que no se queja tanto por él, sino pensando sobre todo en los mayores, que no pueden ni salir de casa. Explica que ha llamado un par de veces a Endesa, «pero sin poder solucionar absolutamente nada». También detalla que se ha dirigido a la Oficina del Consumidor, «pero dicen que quien tiene que quejarse es el presidente o el administrador, pero no como vecino particular», exclama Mario, que se muestra ya desesperado.

María Dolores, vecina del segundo piso, tiene 73 años y necesita un caminador para poder andar, por lo que, por su propio pie, no puede bajar sola las escaleras. Explica que vive con su pareja, que también tiene problemas de movilidad. «Hay vecinos que nos ayudan y nos hacen la compra.... Porque si no, no sé cómo lo haríamos. Así no puedo bajar por las escaleras. Si viene mi hija, me ayuda, y damos un paseo, pero sino, imposible. Y así es como están muchos», detalla María Dolores. De hecho, otra vecina que se suma a la conversación recuerda que incluso algunos se han ido a vivir temporalmente en casa de algún familiar ante la imposibilidad de poder salir de casa.

En el hall del bloque, los vecinos muestran los carteles informativos que se han colgado ante la avería eléctrica. En ellos se explica que la potencia eléctrica contratada es de 5 Kw y que el ascensor necesita 4,5 Kw para funcionar, «como iba tan justo, hacía saltar el contador», a lo que se añade: «Estos contadores, después de rearmarse algunas veces, ya no permiten hacerlo y se bloquean», que es lo que ha sucedido. Este tipo de problema se ha producido en los últimos años en varias comunidades de vecinos con el cambio de contadores, situación de la cual Endesa es conocedora.

Temas

Comentarios

Lea También