Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Hoteles y taxistas, preocupados por la pérdida de actividad del Aeropuerto de Reus

Opinan que la intención de Ryanair de dejar un vuelo en invierno se suma a la pérdida de interés por la instalación en los últimos años
Whatsapp
Imagen de un avión de Ryanair, en la pista del Aeropuerto de Reus. Foto: Alfredo González

Imagen de un avión de Ryanair, en la pista del Aeropuerto de Reus. Foto: Alfredo González

El anuncio del director de marketing de Ryanair, Kenny Jacobs, de dejar únicamente el vuelo a Eindhoven (Holanda) en el Aeropuerto de Reus durante la próxima temporada invernal no ha sido bien recibida en el territorio, que ve con preocupación y resignación el acumulado descenso de actividad del aeródromo de la capital del Baix Camp.

Si bien, tal y como confirmaron al Diari fuentes de la compañía las negociaciones entre la aerolínea y la Taula Estratègica de l’Aeroport de Reus todavía siguen abiertas, las reacciones no se han hecho esperar. El sector hotelero califica de «mala noticia y ve con preocupación las intenciones de la aerolínea». Destacan que en las últimas tres temporadas la oferta era buena, pero después de tres años que «ahora se pase de tres rutas a una nos deja indiferentes, ya que el daño ya está hecho».

El director del Hotel Gaudí, Alberto Fraile, recuerda que el Aeropuerto de Reus «debe convertirse en un reclamo que empuje el sector hotelero y turístico de la ciudad, así como de la Costa Daurada». Al respecto, y en base a su experiencia, asegura que «algunos de nuestros clientes prefieren volar hasta Reus, porque el embarque y las gestiones son más cómodas, y después ir a Barcelona, en lugar de aterrizar en el aeropuerto de la capital catalana».

La directora del Hotel NH Ciutat de Reus, Fanny Batlle, explica que «cualquier disminución de actividad en el aeropuerto de la ciudad afecta al sector hotelero». La misma destaca que «cuando había más rutas la cifra de pernoctaciones era más elevada, ya fuera de viajeros o de personal de tripulación». En cualquier caso, considera que «aunque desaparezcan dos vuelos, el que quede seguirá contribuyendo a la actividad del sector».

Otro de los sectores afectados es el gremio de taxistas. El presidente de la Agrupació de Taxis de Reus, Joaquim Olivé, asegura que «con el dinero que se ha invertido en el aeropuerto no cabe lugar a que la actividad en invierno se reduzca a un único vuelo». Para los profesionales del taxi, esta situación sólo da lugar a un futuro: menos trabajo. «Desde hace años acumulamos pérdidas de servicios, con la reducción de los vuelos el próximo invierno el sector empeorará». Por esta razón, pide a las instituciones un esfuerzo para mantener la operatividad del aeródromo reusense, argumentando que «Catalunya tiene varios aeropuertos y hay que intentar que todos tengan actividad». Más concretamente en el caso de la terminal de la capital del Baix Camp, reclama un «mayor esfuerzo para que los turistas puedan seguir aterrizando en un aeropuerto que está a cinco minutos de su destino, la Costa Daurada».

Lobby más potente

El presidente de la Cambra de Comerç de Reus, Isaac Sanromà, asegura que «esta noticia ratifica la impresión de las empresas sobre la baja competitividad del aeropuerto». Él mismo cree que es necesario «reflexionar sobre la evolución negativa del Aeropuerto de Reus para conocer la situación actual y plantearse el futuro». Para Sanromà, las mejores perspectivas y el mejor posicionamiento de las instalaciones del Baix Camp pasan por «crear un lobby más potente que defienda los intereses del territorio».

Por su parte, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, subraya la importancia del aeródromo para la ciudad y expresa su «confianza en las negociaciones que la Taula Estratègica de l’Aeroport de Reus está manteniendo con Ryanair». Él mismo asegura que «en cierto modo también hay que estar preocupados pero sin olvidar que el principal objetivo es mantener la actividad», razón por la cual pide «no tirar piedras contra el aeropuerto y sumar esfuerzos».

En la misma línea el gerente del Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona, Octavi Bono, recuerda que «las negociaciones están abiertas y que a principios de junio hay prevista una nueva reunión con Ryanair» y añade que «el Aeropuerto de Reus debe ser proactivo para mantener la actividad en invierno».

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También