Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Huye de la realidad con el rol

El reusense Óscar Tortajada crea el juego de humor ‘Jetas’, con el que viaja a un barrio cualquiera de los años 80

Gloria Aznar

Whatsapp
Óscar Tortajada con la Perla, el Popy y el Chino. Foto: Fabián Acidres

Óscar Tortajada con la Perla, el Popy y el Chino. Foto: Fabián Acidres

Que la realidad supera a la ficción es algo incontestable, especialmente en los tiempos que corren. Una realidad que no siempre se adecúa a las expectativas preconcebidas. Cuando esto ocurre, es  mejor adentrarse en los senderos de la ficción y hasta convertirse en otro personaje más llevadero. Para ello, nada más indicado que los juegos de rol, en una estación del año, además, que invita a pasar las largas tardes de los fines de semana en casa con los amigos.

Este es precisamente el espacio que pretende llenar el reusense Óscar Tortajada con su nueva creación Jetas (Sugaar editorial), un juego de rol cuyo objetivo no es otro que hacer reír.

«Hemos creado un juego de humor con el que viajamos hasta los años 80 para meternos en la piel de los personajes de barrio. Tipos como la niña pija, el taxista facha, el camello trapichero, luchas de bandas... Gente que te podrías encontrar en películas estilo Torrente o Scary movie», cuenta Óscar, quien ha ideado Jetas junto a David Gutiérrez con ilustraciones y viñetas de Oskar Blanco.

Una propuesta con la que intentan romper «con tópicos y típicos».

Así, Jetas se sitúa en el pueblo imaginario de San Silvestre de Guarromán, ubicado en La Mancha, «al lado del toro de Osborne», con la posibilidad de «jugar unas partidas rápidas con cuatro personajes principales». Protagonistas que son el Chino, el Popy, la Perla y la Magdalena.

‘Jetas’ recuerda a los cómics y las revistas de humor de los años 80. En su portada aparecen todos sus creadores, caricaturizados. El manual es indispensable para jugar.

En este punto, Óscar explica que si bien todos los personajes de un barrio más o menos degradado tienen cabida, sus creadores manifiestan que «es un rol y un juego para pasárselo bien entre amigos. Sin embargo, nosotros nos pronunciamos en contra de la violencia de género y del racismo. Y a la hora de crearlo lo pusimos bien detallado en el libro, de tal manera que cuando se juegue, si alguien se manifiesta en contra, existe la posibilidad de dejar estos aspectos fuera de la partida. Se puede prescindir de todo lo que moleste. Sin bromas».

Mientras, otro de los aspectos claves es quién paga los ganchitos.

En este sentido, han creado una regla «para decidir quién compra lo que se consume durante la sesión o bien el próximo día. Cada pifia se debe apuntar y al finalizar la partida se cuentan los puntos. A nosotros no nos vale la tradición de que el director, que normalmente pone su casa, quede fuera del pago de las consumiciones», resalta Óscar.

En definitiva, Jetas, con su portada a lo Mortadelo y Filemón, en la que aparecen caricaturizados todos sus creadores, pretende suplir el vacío existente de juegos de rol de humor.

También con partidas resolutivas e improvisadas y además permite competir sin un director.

Sin embargo, para que Jetas sea una realidad, debe llegar a buen puerto el Verkami en el que está inmerso estos días. Necesitan 1.400 euros para que salga al mercado y restan 24 días para su finalización. A día de hoy son más de 1.100 euros los recaudados a través de 123 mecenas. Y a cuantos más euros, más materiales extras con los que contar.

Crowdfunding en verkami

El mercado

Tramas futuristas y de ciencia ficción
Que una historia atrape dependerá de muchos factores. Para Eduard Torrero, miembro de la Associació de Jugadors de Rol i Estratègia de Tarragona (AJRET), el éxito radica en «la ambientación y los personajes».

En cuanto al mercado, este jugador tarraconense destaca el mundo de ‘The Witcher’, basado en las novelas del polaco Andrzej Sapkowski como «lo que más se mueve últimamente». También la temática de ‘Star Wars’, ‘Star Trek’ o ‘Cyberpunk’. Aventuras que son una excusa «para quedar con los amigos», concluye.

Eduard Torrero concentrado, en un momento de una partida de ‘Steam states’. FOTO: Xavi Fernández

Tras las pistas contra los nazis en una cata de vinos

La Segunda Guerra Mundial o la identidad de la Gioconda, de Leonardo da Vinci, escapes room concentrados en una botella

Es mayo de 1940. Los nazis están a punto de invadir Rotterdam. Un equipo de matemáticos y criptógrafos del servicio secreto británico sabe a ciencia cierta que las fuerzas alemanas tienen intención de entrar un cargamento de armas, pero no así su punto de acceso. El lugar exacto es el objetivo de Vinigma, un escape room que esconde sus pistas... En una botella de vino tinto de Clos Montblanc, de la Conca de Barberà. Si los jugadores consiguen descifrarlo abortarán la invasión.

«El vino, un Tempranillo, contiene todos los enigmas de la operación», cuenta Iván Tapia, uno de los autores del juego, de la empresa Cocolisto. «Están en el propio pack que contiene la botella y en los posavasos. Las pistas también se encuentran en el mapa de Rotterdam así como en la etiqueta y en la propia cata», manifiesta Iván. 

Si es un vino con más o menos madera, si es dulce, amargo o salado... Los sentidos llevarán a los participantes a los indicios claves. Nada fácil teniendo en cuenta que las catas no siempre aúnan posiciones.

«Aquí está la gracia», apunta Iván, quien añade que «según los resultados de esa cata, se deberá tomar uno u otro camino. Se tienen que poner de acuerdo, aunque también cuentan con una serie de pistas, que están precisamente para utilizarlas».

Vinigma fue el primer escape room del mercado contenido en una botella de vino. Y ahora, en la misma línea, también se puede disfrutar de una segunda propuesta El Criptex, enigma que se refugia esta vez en un Crianza de Cariñena y Syrah de Clos Montblanc. ¿Quién se esconde tras la Gioconda de Leonardo Da Vinci? Esta es la pregunta que los astutos sabuesos deberán responder para tener éxito. En sus manos y su pericia está dar con la respuesta a una de las incógnitas del siglo XVI. 

Temas

Comentarios

Lea También