Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Identifican a 36 clientes de prostitutas en las calles de Reus desde 2017

En lo que llevamos de año se han levantado 30 actas por ofrecer sexo en la vía pública de forma reiterada, sobre todo en la avenida de Salou. El gobierno municipal descarta que exista «una zona de prostitución que genera peleas»

Francesc Gras

Whatsapp
Cs aseguró en el pleno haber recibido quejas y muestras de preocupación de vecinos de la avenida de Salou relacionadas con la prostitución. FOTO: a.g.

Cs aseguró en el pleno haber recibido quejas y muestras de preocupación de vecinos de la avenida de Salou relacionadas con la prostitución. FOTO: a.g.

La Guàrdia Urbana ha abierto 36 expedientes desde 2017 a clientes de prostitutas por solicitar o negociar servicios sexuales en la vía pública. Concretamente, los agentes levantaron el año pasado 25 actas por pedir sexo en la calle, mientras que en lo que llevamos de 2018 llevan 11. Las cifras fueron expuestas por el concejal de Seguretat Ciutadana, Joaquim Enrech, durante el pleno del lunes a la hora de responder a la batería de preguntas relacionadas con la prostitución y planteadas por Ciudadanos. 

De hecho, el concejal de Cs, Guillermo Figueras, aseguró que su partido había recibido varias quejas y muestras de preocupación de vecinos de la avenida de Salou relacionadas con el aumento de prostitución en la zona. Incluso, apuntó, les habían comunicado que en algunas ocasiones se habían producido altercados graves. Por todo ello, desde la formación naranja interrogaron al equipo de gobierno sobre las medidas que estaba llevando a cabo «para solucionar la problemática de la prostitución» y requirió más presencia policial como medida disuasoria. En este sentido, también recordó que la actual Ordenanza de Civismo contempla sancionar el sexo en la calle y que ya presentaron una moción pidiendo soluciones en el barrio de Parcel·les Casas y en la zona de la avenida de Salou en 2015. 

El concejal de Seguretat Ciutadana, antes de exponer las cifras, manifestó que «es exagerado asegurar que hay una zona de prostitución que genera peleas». En este sentido, dijo no tener constancia de ningún caso de gran trifulca, «sólo pequeñas cuestiones derivadas de la alteración del orden público». Un sólo expediente este 2018. 

En cuanto a las mujeres que ejercen la prostitución, la Guàrdia Urbana ha incoado en lo que llevamos de año 30 expedientes, mientras que en 2017 fueron 37 y, en 2016, un total de 47. Por lo tanto, se aprecia un descenso significativo en los últimos tres años. Desde el equipo de gobierno recordaban ayer que los agentes levantan acta a las personas que ofrecen servicios sexuales en la vía pública de forma reiterada. Y lo hacen a través del acta A25 y después de que hayan sido informadas al respecto de los servicios que prestan los Serveis Socials de la ciudad.   

Quejas vecinales

El pasado mes de julio, el Diari  recogía la preocupación de los vecinos del entorno de la avenida de Salou al respecto del aumento de la presencia de trabajadoras sexuales. Una situación, no obstante, que vendría produciéndose durante los últimos años coincidiendo con la llegada del buen tiempo. 

Desde la propia asociación de vecinos del barrio Montserrat se manifestó que «muchos residentes de las casas que hay cercanas a la avenida de Salou se han quejado de la prostitución que hay en la zona». No obstante, todos los encuestados dejaban claro que la situación era muy distinta a la que se vivió en 2015.

La actual Ordenanza de Civismo del Ayuntamiento de Reus prohibe las relaciones sexuales en los espacios públicos. Así figura en el Capítulo XIV (Artículo 31. Normas de conducta) que apunta: «Para garantizar el respecto entre las personas y apelar al derecho a la intimidad, se prohibe en la vía o espacios públicos la realización o incitación a la realización de actos que atenten contra la libertas o ejecutar actos de exhibición obscena».

En dicha ordenanza municipal se considera el mantener sexo al aire libre y en espacios públicos como una infracción de carácter grave y que está penalizado con sanciones que pueden alcanzar los 600€. 

Temas

Comentarios

Lea También