Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Imponen 72 multas de 4.500 euros a los ocho bancos dueños de pisos vacíos

El consistorio aprueba la primera de las tres sanciones que puede aplicar si las entidades bancarias no justifican la desocupación

Joan Morales

Whatsapp
Exterior de un piso vacío, del barrio Mas Pellicer, que es propiedad de un banco. Foto: Alfredo González/DT

Exterior de un piso vacío, del barrio Mas Pellicer, que es propiedad de un banco. Foto: Alfredo González/DT

Cuatro mil quinientos euros. Esta es la multa que ocho bancos dueños de 72 viviendas desocupadas de la ciudad de Reus deberán pagar al ayuntamiento por cada uno de sus pisos. El importe de la sanción fue aprobado ayer tarde por la Comissió Especial de Polítiques d’Hab itatge Social del Ayuntamiento de Reus y se trata de la primera de las tres posibles multas coercitivas que el consistorio puede imponer a las entidades financieras que disponen de pisos vacíos, después de los procesos incoados en los últimos meses para declarar la situación de desocupación permanente de viviendas de su propiedad.

El importe, aprobado ayer por consenso de todos los grupos municipales asistentes en la comisión -dentro de los límites que establece la legislación vigente-, es de 4.500 euros y corresponde a la primera de las tres multas que se pueden imponer en el lapso de tres meses i la entidad financiera no justifica el cese de la situación de desocupación permanente de la vivienda. Desde que el consistorio aprobó hace un año estas medidas sancionadoras contra los bancos que tienen pisos vacíos, éste se puso manos a la obra para acotar cuántas viviendas de entidades bancarias estaban en desuso. En un primer trabajo de campo se detectaron casi 600.

El siguiente paso era sabaer cuántos de estos cumplían con los requisitos para poder ser aprovechados. Es decir, que estuviesen situados en el centro o en el ensanche de la ciudad, que fuesen de entre 70 y 90 metros cuadrados y que estuviesen en buenas condiciones de habitabilidad.

Fue entonces cuando la cifra inicial de 591 se quedó en 94 y se abrieron los expedientes correspondientes. Los bancos, después de recibir la notificación, pudieron presentar alegaciones y 11 de ellos demostraron que las viviendas estaban habitadas legalmente o que ya no eran de su propiedad, por lo que la cifra volvió a disminuir hasta los 83 pisos. En verano, el Ayuntamiento de Reus les dio seis meses de plazo para que se pusiesen las pilas, un tiempo que finalizó el pasado 31 de diciembre. En ese tiempo, algunos de los bancos demostraron una buena predisposición de solucionar el problema , concretamente en 13 casos, por lo que la cifra final quedó reducida a 72 viviendas de ocho entidades bancarias.

La problemática de viviendas vacías propiedad de los bancos hace tiempo que se arrastra en la ciudad de Reus, hasta el punto de que en algunos barrios se ha convertido en un auténtico problema, por culpa de las ocupaciones -en algunos casos muy molestas para los vecinos- que tienen lugar en estos pisos. Entre las zonas más afectadas de Reus están los barrios Gaudí, Mas Pellicer o Fortuny. Desde las asociaciones de vecinos han reclamado en numerosas ocasiones que estos pisos puedan ser utilizados con un fin social, por aquellas personas con menos recursos económicos.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También