Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Reus

Impulsan un servicio de comida a domicilio para personas con dependencia de Reus

Cáritas Interparroquial de Reus y el área de Benestar Social del Ayuntamiento colaboran para ofrecer a los usuarios una alimentación saludable, a través de un control médico y dietético

Sílvia Fornós

Whatsapp
El servicio ofrece apoyo a personas que no disponen de la ayuda de otras personas para la compra y preparación de los alimentos. FOTO: a. mariné

El servicio ofrece apoyo a personas que no disponen de la ayuda de otras personas para la compra y preparación de los alimentos. FOTO: a. mariné

Ofrecer una alimentación adecuada a personas en situación de dependencia. Este es el objetivo del servicio que Cáritas Interparroquial de Reus y el Ayuntamiento emprendieron hace unos meses, y a través del cual se entrega comida a domicilio a los usuarios. «El programa arrancó a principios de verano. De la mano del área de Benestar Social, lo que pretendemos es atender a personas con dependencia que, por las circunstancias personales que sean, viven solas y no pueden salir de casa para hacer la compra o no tienen la habilidad suficiente para cocinar», detalla el director de Cáritas Interparroquial de Reus, Antonio Garcia. Añade que «por el momento, con la ayuda de un voluntario de Cáritas, lo que hacemos diariamente es llevar a estas personas la comida, para que tengan una alimentación saludable y digna, pese a su situación personal».

La entrega, detallan desde la entidad benéfica, se hace todos los días de la semana, excepto el sábado y el domingo. «Lo que hacemos, para garantizar una buena alimentación también el fin de semana, es reforzar la fiambrera del viernes, es decir, entregar los menús del sábado y el domingo», detalla el director. Confirma que «empezamos el servicio atendiendo a seis personas, y queremos acabar el año con una decena de usuarios».

El servicio empezó a principios de verano y quiere llegar a la decena de usuarios

Control médico y dietético
Uno de los pilares del servicio de comida a domicilio es ofrecer una alimentación adecuada al estado de salud del usuario. La concejal de Benestar Social del Ayuntamiento de Reus, Montserrat Vilella, explica que «la comida que llevamos es personalizada. Existe una prescripción médica y un control dietético de cuál debe ser la alimentación que ha de seguir el usuario». Añade que «son personas que necesitan una atención alimentaria y a quienes les resulta difícil acudir de forma presencial al comedor social de Cáritas o solicitar el programa de fiambreras». El servicio de comida a domicilio para personas en situación de dependencia se incluye en el programa de la concejalía de atención a la dependencia y a las personas mayores. 

Montserrat Vilella también destaca, como uno de los aspectos fundamentales del servicio, que «al entrar en el hogar de una persona, para llevarle la comida, también se pueden detectar otras necesidades». Por último, la concejal precisa que «el coste del servicio lo asume el Ayuntamiento a través del convenio con Cáritas Interparroquial de Reus, y que incluye una partida para el comedor social de Cáritas, que engloba el servicio presencial, el programa de fiambreras y ahora el servicio de comida a domicilio». Desde el área de Benestar Social recuerdan que «el Ayuntamiento de Reus, a través de un convenio con l’Obra Social ‘La Caixa’ y Creu Roja, también ofrece comida a domicilio a personas mayores. El servicio ofrece una alimentación adecuada al estado de salud del usuario, fortaleciendo su sentimiento de autonomía y seguridad cuando no disponen de recursos personales ni del apoyo de otras personas para la compra y preparación de los alimentos». 

Antonio Garcia: «La labor de Cáritas está, poco a poco, desviándose también hacia este tipo de programas que permiten detectar necesidades que hasta ahora pasan desapercibidas». 

Más voluntarios
Para poder aumentar la cifra de usuarios, desde la entidad benéfica hacen un llamamiento para reunir más voluntarios. «Solo así podremos ampliar y potenciar el servicio de comida a domicilio», explica Antonio Garcia y detalla que «los voluntarios deben tener la sensibilidad suficiente para detectar, hablando con la persona,  otras necesidades». En opinión de Antonio Garcia, «el acto de llevar la comida no es solo atender la necesidad de alimentación de las personas con dependencia, que es urgente, sino también ofrecerles una conversación, ya que para algunos usuarios es el momento del día en que pueden hablar con alguien», asegura el director de Cáritas Interparroquial de Reus. 
«Por ahora, el voluntario solo entrega la comida, pero nos gustaría que pudiera hacer compañía a estas personas para interesarse por aspectos como la salud, la higiene personal, el estado de ánimo etc.», añade el director de Cáritas. Por último, Antonio Garcia asegura que «la labor de Cáritas está, poco a poco, desviándose también hacia este tipo de programas que permiten detectar necesidades que hasta ahora pasan desapercibidas». 

Temas

Comentarios

Lea También