Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Incendio en la casa en ruinas que estaba okupada en Reus

El fuego ha calcinado la planta baja y ha dejado el resto de plantas llenas de humo. La gran cantidad de basura, ropa y el estado de la vivienda preocupa. Los vecinos ya habían denunciado en reiteradas ocasiones la presencia de okupas en una casa que podía venirse abajo en cualquier momento

Jordi Cabré-Francesc Gras

Whatsapp
FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

FOTO: Cedida

FOTO: Cedida

FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

El número 7 de la calle Alt del Carme, en el barrio del mismo nombre de la ciudad de Reus, se ha visto envuelta en llamas poco antes de las 13 horas de este lunes. El fuego ha arrasado la planta baja de un inmueble en ruinas y que en su interior ya había sufrido desprendimientos.

A pesar del estado arquitectónico del inmueble, allí habitaban dos okupas que se habían instalado a pesar del riesgo de hundimiento del inmueble. En el momento del incendio no había nadie dentro, según han confirmado varias fuentes al Diari.

El fuego ha activado hasta cuatro dotaciones de Bombers, Guàrdia Urbana de Reus, Mossos d'Esquadra y ambulancias del SEM. La humareda y las llamas han obligado a cortar la calle para poder atacarlo con garantías. 

En un principio, sólo se ha concentrado en la planta baja, que al estar llena de material inflamable, ha provocado una gran humareda que se ha extendido por el edificio y la calle. Al poder contener el fuego en esta planta, Bombers ha ido retirando efectivos. A las 14 horas se ha dado por estabilizado y poco después de las 14.20 horas sólo ha quedado una dotación para remojar este inmueble, que estaba lleno de basura y material inflamable.

Vecinos que viven al lado o cerca de la vivienda no han podido acceder a sus casas ante el riesgo de que el fuego terminara debilitando todavía más el edificio y las casas contiguas. Sólo una vez se ha garantizado la seguridad de las casas cercanas, se ha levantado el veto.

La vivienda tiene gran cantidad de material acumulado en las plantas y en los últimos siete años se han producido dos hundimientos interiores: de la azotea al tercer piso y del tercer piso al segundo.

Los afectados han explicado al Diari que el riesgo de fuego o de catástrofe se avecinaba desde hacía tiempo y que las quejas por el estado del edificio y la presencia de okupas ya lleva tiempo denunciándose al Ayuntamiento.

El arquitecto municipal ha asegurado que la vivienda de la calle Alt del Carme, a pesar de su estado, tiene la estructura en condiciones y ello permite a los vecinos volver a sus casas.

Una vez estabilizado el fuego, el trabajo lo tiene el Ayuntamiento para empezar a despejar el material que ha ardido y la basura que sigue acumulada en el inmueble.

El miércoles, en la plaza de La Patacada, hay una reunión entre vecinos del barrio para hablar de las diferentes deficiencias. Y el incendio servirá para poner encima de la mesa el gran número de viviendas en mal estado y okupadas.

Temas

Comentarios

Lea También