Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Instalarán sensores para multar a los coches que aparcan en la zona de taxis

El dispositivo se ha instalado en la parada de la Llibertat y permitirá controlar que sólo este colectivo estaciona en el lugar
Whatsapp
La prueba piloto se realizará en la parada número 2 de la plaza Llibertat. Foto: Alba Mariné

La prueba piloto se realizará en la parada número 2 de la plaza Llibertat. Foto: Alba Mariné

En los próximos meses el Ayuntamiento de Reus pondrá en marcha un sistema que mediante sensores informará de la disponibilidad de taxis en las paradas de la ciudad. La iniciativa cuya prueba piloto se realizará en la parada número 2 de la plaza Llibertat permitirá disponer de información actualizada y al momento, a través de una aplicación móvil, de la disponibilidad de vehículos en servicio.

Además, a través de estos sensores se podrá controlar que únicamente son los taxistas los que estacionan en el espacio reservado expresamente para el colectivo profesional. Y es que la parada número 2 de la Llibertat es diariamente, y desde hace muchos años, el lugar de estacionamiento ‘favorito’ de incontables conductores que necesitan hacer una gestión urgente en el centro de la ciudad o que esperan a alguien.

«En el taxi llevaremos un dispositivo que conectará con el sensor instalado en la parada y que enviará una señal a la central de la Guàrdia Urbana de Reus. De este modo sabrán que es un vehículo autorizado el que está estacionado en la zona», explica Joaquim Olivé, presidente de la Agrupació de Taxis de Reus. A través de este sistema la policía local podrá controlar, y en su defecto multar, a los infractores.

Al respecto del dispositivo, el concejal de Promoció Econòmica i Ocupació del Ayuntamiento de Reus, Marc Arza, señala que «esta tecnología nos permitirá resolver un problema de movilidad que venía siendo una queja constante por parte del colectivo de taxistas». Él mismo destaca que el proyecto está financiado por el Ayuntamiento, que asume el coste de la obra en la parada, y por la Agrupació de Taxis de Reus, que cubre el gasto del dispositivo que se instalará en los vehículos.

 

Mejorar la movilidad

El colectivo profesional señala que esta medida será positiva para evitar que conductores, que no lo tienen permitido, dejen el vehículo en este espacio. «El objetivo es respetar la movilidad y fomentar la convivencia entre los taxistas y los conductores particulares. Especialmente en este punto de la ciudad donde en ocasiones es difícil encontrar un aparcamiento cerca del centro», señala el presidente de la Agrupació de Taxis de Reus.

Él mismo subraya la necesidad de respetar el código de circulación para no molestarse entre los mismos conductores. «Si bien se respetan los vados, es difícil de entender que no respetemos en la misma media las paradas de taxis, o de bus, cuando son exclusivas de un colectivo profesional», piensa Joaquim Olivé.

Una vez se implante esta tecnología, el Ayuntamiento de Reus valorará su aplicación en otros ámbitos. «Cuando veamos cómo funciona en la parada de la Llibertat se extenderá a otras zonas, de igual modo que por sentido común se puede implantar para resolver otros problemas», concluye Marc Arza.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También