Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Investigan a una profesora de Reus por maltrato a un niño de 4 años

El juzgado de Instrucción número 4 ha abierto diligencias

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de los Juzgados de Reus. FOTO: DT

Imagen de archivo de los Juzgados de Reus. FOTO: DT

El próximo 27 de junio están citadas a declarar una profesora de Educación Infantil de una escuela de Reus, la directora del centro, la jefa de estudios, otra maestra y el representante legal del colegio. El juzgado de Instrucción número 4 de la ciudad ha abierto diligencias de investigación contra la profesora, acusada de presuntos malostratos a un niño de 4 años, según publica Confidencial Digital.

El mismo medio explica que los padres del pequeño denunciaron el caso en febrero ante el juzgado de guardia de Reus tras darse cuenta de un comportamiento extraño. El menor empezó las clases en septiembre y, unas semanas después, empezó a morderse las uñas, incluidas las de los pies, hasta el punto de sangrar, y también a hacerse sus necesidades encima. Mantuvieron reuniones con la dirección, que siempre negó que el niño hiciera algo raro.

En esta situación, los padres del alumno pusieron una grabadora en el bolsillo del abrigo para averiguar qué ocurría. Durante las 21 horas de audio obtenidas, escucharon a su tutora insultándolo, a él y a otros pequeños, a los que se dirigía usando palabras como "guarro" o "asqueroso".

Además de presentar la demanda, los padres acudieron al colegio para enseñar las grabaciones a la directora y a la jefa de estudios, quienes les dijeron que no podían despedir a la docente. El menor faltó a clase una semana y comenzó a recibir tratamiento psicológico. El citado medio asegura que los padres también presentaron denuncias y quejas al inspector del colegio, a la regidora de Ensenyament de Reus, al jefe de Inspección de Servicios Territoriales de Tarragona, y a la consejería de Ensenyament de la Generalitat. De hecho, los Servicios Territoriales de Tarragona iniciaron un expediente sobre el asunto, momento en el que la profesora dejó de ser tutora y pasó a ejercer funciones de sustitución en cursos de Primaria, siempre acompañada de otro docente. Ella misma, tras la Inspección de Educación, envió una carta de alegaciones asegurando que cuenta con el amparo de la ley y calificando a los denunciantes de “malos padres” y “despreocupados”, además de afirmar que obligaban a su hijo a ingerir laxantes.

Temas

Comentarios

Lea También