Más de Reus

Reus Sucesos

Investigan el tercer accidente de avioneta de Reus en lo que va de año

Un avión del Aeroclub impactó contra el pavimento del Aeropuerto el 1 de agosto tras colapsar el tren de aterrizaje

Mónica Pérez

Whatsapp
Una imagen de archivo de la aeronave del CESDA que se precipitó a las vías del tren cerca del Aeropuerto de Sabadell en mayo. FOTO: ACN

Una imagen de archivo de la aeronave del CESDA que se precipitó a las vías del tren cerca del Aeropuerto de Sabadell en mayo. FOTO: ACN

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) inició hace pocos días las pesquisas por el que ha sido el tercer percance con una avioneta vinculada a Reus que se produce en lo que va de 2021. Este 1 de agosto, tal como detalla la información preliminar de la CIAIAC, una aeronave del Aeroclub de Reus «impactó contra el pavimento» del Aeropuerto local después de que el tren de aterrizaje colapsase durante las maniobras de aproximación. El avión sufrió «daños importantes» pero el piloto y único ocupante, según recoge el mismo documento, «resultó ileso y salió por sus propios medios». 

El 19 de abril, una avioneta del Centre d’Estudis Superiors de l’Aviació de Reus (CESDA) había  caído en unos campos de viñas de Sant Jaume dels Domenys y, el 8 de mayo, otra del mismo operador se precipitó sobre las vías del tren en Sabadell. Estos dos eran vuelos de instrucción. Y fueron, junto con uno acontecido el año pasado, los primeros accidentes en el CESDA tras dos décadas de actividad.

La CIAIAC depende del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Interviene la inmensa mayoría de las veces que se da un suceso de este tipo. La función de la investigación no es punitiva sino que el objetivo es aprender: las indagaciones desembocan en un informe final que arroja conclusiones sobre el origen del accidente analizado y, sobre todo, propone medidas para prevenir que tuviese lugar otro igual. Los operadores se ponen a disposición de la Comisión y ayudan a que los análisis sean confidenciales e independientes, respetando el proceso. Es así como se blinda la seguridad del transporte aéreo. 

En este último accidente, el del 1 de agosto, el informe provisional refleja que «la aeronave despegó del Aeropuerto de Reus con el piloto como único ocupante para hacer un vuelo local» y que «después de media hora de vuelo, procedió a retornar al Aeropuerto, realizando la aproximación a la pista 25». Fue durante el aterrizaje cuando se produjo «el colapso del tren delantero» y, entonces, «el morro cayó y la hélice y la zona delantera inferior del fuselaje impactaron contra el pavimento». La avioneta «quedó detenida dentro de la pista». La documentación del CIAIAC, que no es definitiva y puede sufrir variaciones, precisa que el piloto resultó ileso pese a que «el avión tuvo daños graves». 

La aeronave era una Diamond DA20-C1 con matrícula EC-LNK. Se trata de un avión monomotor que, en general, se usa para formación o para la realización de vuelos privados. Los hechos tuvieron lugar al mediodía y ocurrieron «durante el recorrido de aterrizaje». El avance de la investigación determinará las posibles causas y propondrá, si es pertinente, medidas para corregirlas de cara al futuro. 

En el accidente de abril, la avioneta del CESDA había despegado del Aeropuerto de Reus por la tarde, con un alumno piloto a bordo, para realizar un vuelo local de instrucción bajo reglas del vuelo visual –mediante la observación del espacio–. Durante el vuelo, «el piloto llamó por radio a la dependencia de control del tránsito aéreo para declarar emergencia debido al fallo del motor». La CIAIAC apunta que «el piloto realizó un aterrizaje de emergencia en un viñedo de Sant Jaume dels Domenys» y que «en el recorrido de aterrizaje, se produjeron daños importantes en la aeronave que afectaron fundamentalmente al tren de aterrizaje, la hélice y la parte delantera del fuselaje». Era una Diamond DA20-C1. El piloto «resultó ileso».

También perteneciente al CESDA, la avioneta que se precipitó contra unas vías del tren en Sabadell, el 8 de mayo, lo hizo «poco después de realizar un ‘motor y al aire’ –una maniobra en que, a punto de tomar tierra, el avión vuelve a elevarse– tras un intento de aterrizaje por la pista 13 del Aeropuerto de Sabadell». En ese caso, el piloto «había reportado vibraciones y nula presión de aceite en el motor cuando se encontraba volando». Recibió permiso para acceder al aeródromo, ejecutó un viraje y cayó contra el terreno. La CIAIAC concreta, sin que sea definitivo, que el piloto acabó herido y que la aeronave, una Diamond DA20-A1, resultó «destruida».

Para ninguno de los tres incidentes se ha emitido aún el informe final. El Ministerio sí lanzó un aviso relacionado con el de abril,  donde alertaba de problemas con una tuerca que podrían afectar a un volumen importante de aeronaves. 

No es lo habitual

Si bien la concentración de accidentes que se está dando este año es infrecuente, también lo fue en 2020, cuando se iniciaron investigaciones por otros dos. Uno de ellos se ubica el 16 de septiembre y se corresponde con una avioneta Diamond DA20-A1 del CESDA. El piloto salió alrededor del Aeropuerto de Reus para practicar tomas y despegues durante una hora pero, transcurridos 30 minutos, «comunicó que tenía problemas con el motor». Finalmente, este se paró y la avioneta «colisionó con la valla del Aeropuerto y aterrizó en una zona previa a la pista». El piloto sufrió heridas y el avión registró daños de relevancia. 

El segundo fue el de la Piper PA-34-200 Seneca del Aeroclub de Reus que, el 3 de noviembre, desapareció en aguas próximas al Delta de l’Ebre durante un trayecto entre Reus e Ibiza. Sus dos ocupantes fallecieron y la CIAIAC apuntó entre las causas la planificación errónea y la «falta de adherencia a las reglas de vuelo visual nocturno». 

Detectan en Reus una arandela que podría fallar

Aunque aún no se ha emitido un informe final, los análisis sobre el accidente de la avioneta del CESDA que cayó en unas viñas detectaron una «tuerca suelta» en el motor. A raíz de eso, el Ministerio de Transportes ha emitido unas recomendaciones de seguridad donde recoge que una rosc se soltó porque la arandela que debía evitarlo «no hizo su función» y que «parece probable que no estaba correctamente instalada». Eso, según la CIAIAC, puede «dar lugar a un fallo del motor durante el vuelo». 

El motor de esta avioneta se manipuló por última vez «durante las labores de remanufacturado realizadas por Continental Motors en noviembre de 2018». La Comisión de Investigación identificó otra «arandela en condiciones defectuosas» en un avión gemelo del CEDSA y la coincidencia «apunta que no es un hecho aislado». Por eso,  «aparece como bastante probable» que haya más motores remanufacturados en Continental Motors, en Alabama, con este problema y eso «constituiría una situación de riesgo potencial para la seguridad operacional que podría estar afectando a un número indeterminado de aeronaves». La CIAIAC urge a la empresa, a partir del caso de Reus, a determinar cuántas aeronaves estarían afectadas a nivel global y corregir el error. 

¿Qué influye para que el piloto consiga salir ileso?

Tan solo en uno de los tres accidentes por los que ha abierto investigación este año, la CIAIAC ha reflejado que el piloto resultase herido. Expertos en la materia explican al Diari que hay dos cuestiones determinantes para salir ileso de un episodio de este tipo. 

Una de ellas guarda relación con las propias características de las aeronaves, que «planean con mucha facilidad, no caen en picado, y eso les permite aterrizar a una velocidad relativamente lenta». La segunda responde al «entrenamiento de los pilotos», que «tiene en cuenta que puedan darse situaciones como esta y les prepara para responder si se ven envueltos en algo así de la mejor manera posible». Esto es especialmente relevante porque «en ese momento, hay que saber qué opciones hay y cómo se puede actuar», y por eso es necesario trabajar habilidades vinculadas a los aterrizajes de emergencia. 

Las mismas fuentes precisan que la inmensa mayoría de las veces los percances «no se producen por una única cuestión, sino que acostumbran a ser pequeñas cosas encadenadas las que, una tras otra, finalmente derivan en que acabe teniendo lugar el accidente».

Temas

Comentarios

Lea También