Investigan la muerte de un hombre en una calle de Reus

La víctima es de mediana edad entre 35 y 45 años y según ha sabido el Diari con un largo historial delictivo. El aviso es de ayer pasadas las 21 horas en el barrio de Mas Pellicer, una zona con mucha tensión entre colectivos 

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

Un hombre de mediana edad, entre 35 y 45 años, fallecía ayer jueves pasadas las 21 horas en una calle del barrio de Mas Pellicer, en Reus. La muerte de este viandante está bajo investigación, han reconocido fuentes de Mossos, y no se descarta que fuera violenta.

Precisamente, esta falta de indicios para confirmar o descartar las causas es la que ha puesto en alerta tanto a la Policía Autonómica como el barrio, que lleva varios días con mucha tensión por enfrentamientos entre diferentes colectivos.

El aviso al 112 se producía alrededor de las 21.15 horas. La víctima estaba bocabajo y una ambulancia del SEM intentó reanimarle sin éxito. Además de los servicios médicos, se personaron patrullas de Mossos y de la Guàrdia Urbana de Reus. El levantamiento del cadáver fue pasada la una de esta madrugada de viernes en la zona cercana al campo de fútbol del barrio.

El fallecimiento de esta persona (todavía se desconoce públicamente la identidad y el vecindario) podría aumentar todavía más los nervios en la convivencia social de este barrio reusense. La muerte de esta persona y su historial delictivo activan varias hipótesis a raíz de la escalada de tensión que se ha incrementado en la zona. Sin ir más lejos,  se han denunciado incluso disparos, algunos investigados por la Policía Autonómica.

Cabe recordar que desde hace unos días, Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana de Reus están coordinados para patrullar de forma intensa en este barrio situado al otro lado del hospital Sant Joan de Reus. La vigilancia en las calles mantiene esta paz tensa entre grupos que podrían estar enfrentados por el mercado del trapicheo

Durante estos días ha habido acusaciones y amenazas entre grupos de vecinos que ha hecho disparar las alarmas por el riesgo de violencia. Ante la situación potencial, Mossos y Guàrdia Urbana han decidido patrullar y rebajar el clima de tensión vivido. Hasta ayer a las 21 horas, la situación parecía bajo control si bien ha habido algunos conatos que se han podido resolver de forma rápida. 

Se desconoce todavía si la muerte ayer de un viandante en el barrio de Mas Pellicer tiene que ver con esta escalada de tensión o bien los motivos son otros. Mossos espera a conocer las causas del fallecimiento para confirmar si hay indicios de violencia o bien habría sido por otras razones.

(seguirá ampliación)

Temas

Comentarios

Lea También