Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Investigan si el fuego de la carretera de Constantí pudo ser provocado

Algunos testigos vieron a una persona abandonar la zona poco después de iniciarse el incendio junto a la TV-7211

J.Morales/J.Cabré

Whatsapp
Varios bomberos, recogiendo el material después de controlar el incendio del miércoles.  Foto: Alfredo González

Varios bomberos, recogiendo el material después de controlar el incendio del miércoles. Foto: Alfredo González

El incendio que tuvo lugar el miércoles a primera hora de la tarde a pie de la carretera de Constantí (TV-7211) –dentro del término municipal de Reus– podría ser provocado, según una de las principales hipótesis que manejan los investigadores.

La primera de las razones para apoyar esta línea de investigación es que el origen de las llamas podría situarse en dos o tres puntos separados entre sí, lo que hace sospechar la mano del hombre en la ignición.

Además, poco después de iniciarse el fuego, se habría visto a un hombre joven circular a gran velocidad con un vehículo todoterreno por un camino próximo al lugar del fuego, muy cerca del polígono Nirsa, según ha podido saber el Diari. El avistamiento de un joven recorriendo un camino rural a toda velocidad podría no ser casual sabiendo que en la ciudad muchos de los fuegos de contenedores de los últimos meses tienen sello de pirómanos identificados por la Guàrdia Urbana y los Mossos d’Esquadra.

Alerta y eficacia

Los Bombers recibieron el aviso del incendio a las 14.48 horas y rápidamente desplazaron hasta ese punto de la carretera de Constantí a varias dotaciones terrestres y aéreas. En un primer momento, delimitaron el perímetro del fuego y seguidamente actuaron contra las llamas, en una zona de matorral y vegetación agrícola. A las 15.58 horas, el incendio se consideraba estabilizado, mientras que a las 16.44 horas ya estaba controlado y se empezó a remojar la zona. No obstante, el fuego no se dio por extinguido hasta bien entrada la noche. Un último rescoldo obligó a actuar de nuevo pasadas las 21 horas y antes de las 23 horas no se dio por extinguido, con una hectárea aproximada de zona calcinada.

La carretera de Constantí se cortó por la densa humareda y la cercanía de las llamas. También como consecuencia de la caída de dos postes de líneas telefónicas. Unos postes que, tal y como puede observarse en la imagen, se han apuntalado de manera provisional con un bloque de cemento, a la espera de su recambio definitivo. La circulación no pudo restablecerse con normalidad hasta las 20 horas.

Otro fuego de madrugada

Fuentes de los Bombers de la Generalitat también confirmaron ayer al Diari que durante la madrugada del jueves, sobre las 3.30 horas, se originó otro pequeño incendio en esta zona, concretamente a la altura del kilómetro 3,5 de la carretera de Constantí, ardiendo un total de 200 metros cuadrados de matorral.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También