Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus ENTREVISTA

Joan Tous: "Reus siempre ha apostado por el aceite de calidad"

Los exportadores de Reus y Tortosa llegaron a liderar el mercado de aceites de calidad en muchos países de Europa y Sudamérica con sus propias marcas y un diseño de los envases que eran obras de arte

FRANCESC GRAS

Whatsapp
Joan Tous posa junto con el libro frente a la Casa Gasull de Reus. FOTO: Alba Mariné

Joan Tous posa junto con el libro frente a la Casa Gasull de Reus. FOTO: Alba Mariné

Joan Tous y Josep Maria Franquet, ambos doctores ingenieros agrónomos, son los autores de Olivo y aceites de calidad, una completísima obra centrada en la evolución del sector oleícola español. El libro, dirigido a profesionales y técnicos del mundo del aceite, es también un manual para todo aquel que desee conocer su historia y el papel que jugaron tanto Reus como Tortosa (f. XIX-p.XX).

Se habla mucho de Reus como motor de la industria del aguardiente o su peso en el sector de la avellana. ¿El aceite es un gran desconocido?

Sí. Precisamente el libro pretende explicar una industria que a finales del siglo XIX- principios del XX tenía Catalunya como el principal productor de aceites de calidad de España, que producía cerca del 50% del aceite a nivel mundial. Además, dos ciudades como Reus y Tortosa dominaban las exportaciones del aceite en distintos mercados europeos y americanos por delante de Italia.

¿Cómo fueron los inicios en Reus?

A finales del XIX, Reus tenía grandes exportadores de aceite de calidad, aunque la industria del aguardiente y de los frutos secos tenía un impacto mayor. Pero la llegada de la filoxera hizo que la producción de aceite y de los frutos secos se impusiera a la del aguardiente.

¿Cuáles eran los nombres más destacados en aquella época?

Coincidieron exportadores muy importantes como Fèlix Gasull, con una gran presencia en Puerto Rico y Cuba. Pero también otros nombres como los de José Sabater o Pedro Fontana. De hecho, su hijo Enrique Fontana, llegó a ser vicepresidente de la Asociación Española de Exportadores de Aceite de Oliva y se especializó en el comercio internacional con conexiones con Gran Bretaña, Alemania o Estados Unidos tanto en venta a granel (bidones) como en envasados (cajones de lata).

Tortosa y su comarca histórica aportaron grandes avances en el sector oleícola...

En Tortosa se concentraron un conjunto muy importante de emprendedores como los Ballester, Bau, Pallarès o Espuny. Todos ellos eran exportadores que conquistaron mercados europeos y sudamericano y desarrollaron el sector tanto económica como tecnológicamente. Tortosa tenía en aquella época una gran actividad económica (productores, exportadores, comerciantes, molinos, talleres mecánicos, refinerías...) y científica (instituciones como el Laboratorio Químico del Ebre o la estación Olivarera de Tortosa). Además, todos los bancos de España tenían delegación en la ciudad.

¿Por que sobresalieron tanto ambas ciudades en aquella época?

Coincidieron un conjunto de emprendedores muy avanzados para su época que creyeron en la comercialización de los aceites de calidad y fueron los primeros en elaborar en frío el aceite. Además, fue un momento histórico en el que tenían la tecnología, la producción y lideraban toda la cadena de producción. Por ejemplo, empezaron a patentar sus marcas, a diseñar las latas de aceite con litografías y patentaron los sistemas de cierre hermético.

¿Qué queda de toda aquella industria puntera?

De todas las empresas centenaria la mayoría han desaparecido o se han deslocalizado en lugares como Andalucía. Sólo queda la familia Ballester en Tortosa, mientras que en Reus todas han desaparecido a excepción de la marca Gasull, que continúa con el nombre Molí d’Oli Gasull.

Pero toda aquella cultura y tradición sí que ha perdurado y ahora, con entidades como la DOP Siurana al frente, vuelve a resurgir con fuerza...

La herencia de aquellos años ha hecho que el aceite esté muy bien valorado. Desde sus orígenes podemos asegurar que Reus siempre ha apostado por el aceite de calidad, primero con los denominados aceites finos, después los vírgenes y ahora los premium.

El libro también repasa el sector oleícola en la actualidad...

El trasfondo histórico inicial profundiza sobre las consecuencias económicas y tecnológicas que tuvo la industria y sigue con un análisis del sector oleícola en la actualidad y los factores que influyen en los costes y en la producción del aceite de calidad.

Temas

Comentarios

Lea También