Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgado por apuñalar por racismo a un marroquí en Reus

El fiscal, que pide once años y medio de cárcel, dice que el hombre intentó agredir a un segundo magrebí y a otros los insultó en la calle
Whatsapp
El apuñalamiento tuvo lugar en la avenida Pere el Cerimoniós de Reus.  FOTO: Pere Ferré/DT

El apuñalamiento tuvo lugar en la avenida Pere el Cerimoniós de Reus. FOTO: Pere Ferré/DT

Un ciudadano español que presuntamente agredió e insultó en diferentes días y a diferentes personas en Reus por tintes racistas se enfrenta a once años y medio de prisión. Es la petición que realiza el fiscal en su escrito de acusación al que ha tenido acceso el Diari. En sus conclusiones provisionales, el Ministerio Público ha introducido la agravante de discriminación por motivos de etnia. En concepto de responsabilidad civil pide el pago de 1.429,25 euros. Está previsto que el caso llegue a juicio los próximos 26 y 27 de este mes en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona. 

El escrito del fiscal recoge que sobre las cuatro de la tarde del 11 de octubre de 2011 el acusado se encontraba caminando por la calle Corredor del Gas de Reus. Increpó a una persona de etnia marroquí que se encontraba al otro lado de la acera. Le dijo «ven para aca moro de mierda», sin conseguir el propósito de incitarle a que se le acercara.

Intento de apuñalamiento

Cuando el procesado se encontraba a la altura de la calle Riera d’Aragó se tropezó con otro ciudadano magrebí. Cuando éste le dirigió la palabra, el encausado sacó una navaja que portaba en la espalda y arremetió contra el ciudadano extranjero, en un gesto prolongado a la altura del abdomen, sin alcanzar su propósito con ocasión del movimiento esquivo de la víctima, mientras el acusado le decía «moro de mierda».

Posteriormente, «con propósito de menoscabar la vida», atacó a otro magrebí que se encontraba caminando por la avenida Pere el Cerimoniós, en dirección a la mezquita del barrio Fortuny. Le clavó en el cuello la navaja que portaba, mientras le manifestaba «moro de mierda» y «después te mato». Como consecuencia de la agresión, la víctima sufrió una herida en el cuello de unos tres centímetros de longitud. Le tuvieron que dar puntos de sutura. Las lesiones tardaron ocho días en curarse, de los cuales tres días estuvo hospitalizada y tres más impedida para sus ocupaciones habituales. Le ha quedado como secuela una cicatriz.

Ahora a mujeres

Sobre las cuatro de la tarde del 18 de octubre del mismo año el acusado caminaba por la Plaça de l’Església del barrio de Sant Josep Obrer de Reus. Encontró a un grupo de mujeres de etnia magrebí a las que increpó diciéndoles «moras de mierda» y «os voy a sacar», con gesto de dirigir la mano hacia la zona lumbar. Sólo cesó en su conducta cuando una persona llamó al teléfono de emergencias.

El procesado fue detenido el mismo día 18 portando una navaja en la zona lumbar, que fue intervenida. Medía 18 centímetros, de los cuales ocho eran de hoja puntiaguda.

El sospechoso estuvo en prisión preventiva desde el 20 de octubre de 2011 hasta el 8 de febrero de 2012. Cuenta con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia. Tiene diagnosticado un trastorno de personalidad inespecificado, pero que no le afectan su cualidades cognitivas y volitivas.

Temas

Comentarios

Lea También