Reus Tribunales

Juzgan a un hombre de 60 años por acostarse con una joven de 14

El fiscal asegura que la chantajeó cuando ella quiso dejar la relación tras cinco años. El acusado se enfrenta a más de 13 años de prisión

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Foto: DT

Foto: DT

Un hombre de 60 años será juzgado esta mañana en la Audiencia de Tarragona acusado de haber mantenido una relación sentimental con una joven de 14 años durante un lustro. Y cuando cortaron le hacía chantaje para que volviera con él. El acusado se enfrenta a un total de 13 años y diez meses de prisión: once por un delito continuado de agresión sexual con acceso carnal, dos por coacciones y diez meses por un delito contra la intimidad. Además, durante 16 años y diez meses se pide que no pueda comunicarse ni acercarse a menos de 150 metros de la víctima y que se le impongan siete de libertad vigilada. Para el fiscal, concurre la agravante de parentesco. El juicio por este caso tendrá lugar en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona.

El acusado es un ciudadano español sin antecedentes penales. Mantuvo una relación sentimental sin convivencia con una joven desde que esta tenía 14 años hasta los 19. En ese momento, ella quiso dejar dicha relación y así se lo dijo al procesado, hecho que no fue aceptado por éste. A partir de este momento comenzaron a surgir los problemas.

Desde 2013 hasta 2016 –cuando ella tenia entre 19 y 21 años–, el acusado, de forma insistente y reiterada, acudía con frecuencia a la universidad donde ella cursaba estudios para buscarla y pedirle que se subiera a su coche. Ella accedía en muchas ocasiones ante el temor de que el encausado gritara, montara un número en la calle o hiciera realidad las constantes y reiteradas amenazas de subir a la red fotografías íntimas de ella. Ello sucedió en una ocasión, cuando el acusado puso una foto de ella –donde aparecía con el torso desnudo– en Facebook, sin el consentimiento de ella.

Cuando el curso universitario se interrumpía, el acusado le pedía que mantuvieran contacto virtual todos los días, bajo amenaza. En caso de no hacerlo, decía que iba a difundir fotos de ella de contenido íntimo que el acusado tenia de ella tanto en su teléfono personal, ordenador y USB. La joven accedía a dichos encuentros virtuales para que el acusado no hiciera realidad sus amenazas.

Asimismo, el acusado, durante dicho periodo, en algunas ocasiones agarró fuertemente por las muñecas a la denunciante –en otras bajo amenaza de difundir las fotos– y mantuvo en al menos tres ocasiones relaciones sexuales, sin un consentimiento libre de ella, quien accedía por miedo a que la agarrara más fuerte dada la actitud nerviosa en que el acusado se ponía, o subiera las fotos íntimas a la red.

Medida cautelar

Mediante un auto de 12 de noviembre de 2016, el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus acordó como medida cautelar la prohibición al acusado de comunicarse por cualquier medio –fundamentalmente Facebook– con la denunciante así como acercarse a menos de 150 metros de cualquier lugar en la que esta se encuentre, domicilio o centro de estudios. Dicha medida se ha mantenido durante la tramitación de dicho procedimiento.

El fiscal también indica que cuando la sentencia sea firme, con relación al depósito de la escopeta propiedad del acusado, se dé el destino que legalmente corresponda.

Temas

Comentarios

Lea También