Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Sociedad

La AAVV de Niloga de Reus quiere crear una entidad de apoyo a los comercios de la zona norte

Propone crear una agrupación para comerciantes y profesionales con el objetivo de «hacer frente a la situación económica actual» y potenciar el producto de proximidad

C. VALLS

Whatsapp
La AAVV de Niloga de Reus quiere crear una entidad de apoyo a los comercios de la zona norte

La AAVV de Niloga de Reus quiere crear una entidad de apoyo a los comercios de la zona norte

La Associació de Veïns 25 de Setembre del barrio Niloga de Reus vuelve a la actividad con varios proyectos diferentes. «El coronavirus nos ha obligado a pausar todas las actividades que teníamos proyectadas. Por lo pronto, algunas han sido presentadas al Ayuntamiento y estamos a la espera», explica el presidente de la asociación, Josep Ramon Ferré.

Entre los proyectos que quieren impulsar, existe la voluntad de crear una agrupación vecinal mayor, «para unir fuerzas»; además, hay otra propuesta en la que abordan la creación de una asociación de comerciantes y profesionales de la zona norte de la ciudad; también cuentan con otras iniciativas relacionadas con acciones solidarias, el cultivo de huertos urbanos, las fiestas de barrio, el cuidado de los mayores, dar vida y color al barrio, dinamización cultural, actividades nuevas para la sede vecinal y la creación de una bolsa de trabajo entre comercios y profesionales del Niloga para ofrecer empleo.

Unir criterios e intereses

Con el objetivo de «unificar criterios e intereses», la Associació de Veïns 25 de setembre del barrio Niloga quiere crear una nueva agrupación vecinal en la que se englobe la «zona norte de la ciudad, exceptuando los barrios periféricos» y de la que según explican, «la mayor parte de habitantes de la posible ampliación, que hemos estudiado, no dispone de ninguna asociación de vecinos. Así, solventaríamos esta falta», destacan. De hecho, tienen ya un nombre para la entidad –Associació Reus Nord– y un logotipo, elaborado por el ilustrador Jordi Romero. «Nuestra intención es crear también una web en la que informaríamos de las actividades que llevásemos a cabo, así como fomentar la relación entre asociados», explican. La nueva asociación abarcaría, señalan, «la zona de influencia del barrio Niloga y la totalidad de sus calles, la plaza de La Llibertat, la avenida Prat de la Riba, Passeig Sunyer hasta la estación del ferrocarril, avenida Onze de Setembre, plaza Pompeu Fabra, avenida Sant Jordi y, de nuevo, plaza de La Llibertat». Por otro lado, una de las primeras acciones que llevaron a cabo desde la entidad del barrio Niloga fue proponer a la asociación vecinal de La Palma, donde se ubica la vecindad de la calle Ample principalmente, fusionarse. Sobre dicha cuestión, la entidad de La Palma dice que no opta por unificarse: «Hace seis meses que nos lo propusieron, trasladamos la petición a la junta de la asociación de La Palma y se decidió que no. Creemos que mantenemos nuestra actividad bastante ordenada, dejando a un lado alguna problemática puntual», dice el presidente de la asociación vecinal de La Palma, Pedro Conchilla

.

Tiempos económicos complejos

Otro proyecto que tienen en mente desde la entidad vecinal de Niloga es crear la que ellos llaman la Associació de Comerciants i Professionals Reus Nord, que tiene como objetivo apoyar a los comercios de la zona norte para «hacer frente a la situación económica actual». De hecho, no hace tanto que el concejal de Empresa y Ocupación del Ayuntamiento de Reus, Carles Prats, anunció la creación de un organismo que hiciera de «paraguas» para las entidades comerciales de Reus. Parecen estar despertando nuevas de forma oficial a raíz de ello. Es, si más no, una necesidad imperiosa, acotan desde la entidad. «Si no disponemos de una asociación comercial, nunca seremos reconocidos como tal, busquemos un producto diferencial que dé personalidad al comercio de barrio y que fomente el desplazamiento de compradores hasta aquí», expresan en su propuesta de creación. La importancia de crear dicho organismo es también mantener «una cierta de libertad de decisión». Quieren crear una página web para promocionarse y un logotipo que los identifique.

Otros proyectos

El proyecto de solidaridad del barrio Niloga se divide en dos iniciativas. Por un lado, organizan una recogida de utensilios y artilugios en desuso a los que se les dará una segunda vida (sillas de ruedas, aparatos ortopédicos, juguetes en buen estado, etc.) dándoselos a personas con pocos recursos. Aquí también colabora el rector de la parroquia Crist Rei de Reus, el P. Rafael Serra Abellà. «Quien quiera dar algo, puede ponerse en contacto con la asociación o la parroquia, y nosotros pasaríamos por el domicilio a recoger el objeto en cuestión para entregárselo a la parroquia», exponen.

Por otro lado y a petición de la ‘Associació Eurota Gigolt’, quieren realizar la fiesta ‘Desayuno Bereber’ (’sine die’, por la pandemia), en la que se pone en valor la etnia bereber y que servirá para recaudar fondos para «familiares y allegados de los residentes en Reus de etnia bereber que viven en el desierto», dicen. La asociación de barrio quiere virar también hacia actividades más sostenibles: tienen pensado localizar, «con la ayuda del ayuntamiento» parcelas cultivables cerca de su «área de influencia», con el objetivo de que vecinos y vecinas «puedan dedicarse a cultivar».

En lo que a dar vida y color al barrio se refiere, la asociación pretende alegrar las fachadas deterioradas por el paso del tiempo. «Cuando obtengamos la autorización correspondiente y la validación de los propietarios, queremos optar por murales artísticos, hechos por artistas. Nos gustaría contar con el apoyo del área de Joventut del Ayuntamiento», expresan. Otra de las iniciativas es ‘Estimem als avis’ a partir de la que han ideado tres líneas de trabajo: paliar la soledad de la gente mayor organizando paseos en compañía; acompañarla a actividades culturales de proximidad; y incentivar su participación en actividades como las manualidades, ya realizadas en la sede de la asociación. Allí, además de yoga u ornamentación floral, se prevén hacer actividades nuevas como informática para principiantes y bordado y costura a mano, entre otras. En la rama de dinamización cultural, destacan el objetivo de recuperar las ‘llufes’ y el proyecto infantil de cuentacuentos teatralizados, que se realizará dos veces al mes y la primera sesión será el 10 de julio.

Temas

Comentarios

Lea También