Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Agència Tributària Catalana abrirá la oficina del paseo Prim en setiembre

La Generalitat ultima las obras de unas dependencias que darán servicio al Baix Camp, Priorat y la Conca de Barberà

Francesc Gras

Whatsapp
Aspecto que ofrece en estos momentos el local que acogerá la nueva oficina de la ATC. Foto: alba mariné

Aspecto que ofrece en estos momentos el local que acogerá la nueva oficina de la ATC. Foto: alba mariné

La Generalitat de Catalunya está ultimando los trabajos de implantación de la nueva Agència Tributària de Catalunya (ATC). En el caso de Reus, la oficina estará situada en el número 14 del paseo Prim y está previsto que entre en funcionamiento el próximo mes de setiembre. De hecho, las dependencias del paseo –de unos 500 metros cuadrados– ofrecen un aspecto muy avanzado por lo que todo indica que se cumplirá con el plazo inicial previsto.

Con su puesta en marcha, la ATC quiere que los ciudadanos puedan efectuar todos los trámites relacionados con la gestión y recaudación tributaria, ya sean impuestos procedentes del Estado como los propios que ya gestiona la Generalitat. El delegado territorial del Govern de la Generalitat, Òscar Peris, asegura que «estamos poniendo las bases de la futura Hisenda Catalana» y puntualiza que las dependencias de Reus están dirigidas a los ciudadanos de las comarcas del Baix Camp, Priorat y Conca de Barberà. El propio delegado territorial se mostraba confiado de que su entrada en servicio será un éxito porque se convertirá en una administración tributaria más eficiente y próxima a los contribuyentes. 

Los trabajos fueron adjudicados por unos 312.000€ y la oficina contará con 21 trabajadores

çLas obras de construcción de la oficina reusense del paseo Prim fueron adjudicadas el pasado mes de abril a la empresa Garcia Riera S.L. por un importe de unos 312.000 euros. Desde la propia delegación territorial también exponen que la sede de la entidad en Reus contará con 21 trabajadores y que, en estos momentos, ya se está perfilando el proceso de selección de personal. 

Las dependencias forman parte de la treintena que la ATC tiene en propiedad

La oficina de la capital del Baix Camp es una de las que son propiedad de la Agència Tributària Catalana y que, a finales de este año, abrirá por todo el territorio catalán. Junto con ella también se encuentra una treintena más como las de Barcelona, Tarragona, Lleida o Girona. Por otra parte, el despliegue territorial también contempla, entre ellas, oficinas compartidas con otras administraciones que en el caso de la demarcación estarán en El Vendrell y Valls. Su función será la de actuar como punto de servicio básico, asistencia y atención de los contribuyentes. En total, la Generalitat calcula tener unos 120 puntos de atención.

Competencias plenas

Tal y como ya se informó hace varias semanas, las funciones que prevé desarrollar la Agència Tributària Catalana serán la recaudación ejecutiva de los contribuyentes que tengan deudas pendientes con la administración, tales como sanciones de tráfico o deudas con los ayuntamientos. 

También gestionará de forma directa y completa los impuestos cedidos, esto es, transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, y sucesiones y donaciones, que actualmente liquidan, aparte de la ATC, los registradores de la propiedad.  

Temas

Comentarios

Lea También