Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La CUP considera urgente la creación de una Mesa de Emergencia en el Barrio del Carme de Reus

El partido anticapitalista responde a las continuas quejas vecinales pidiendo una solución colectiva y estructural

Salvat Jordina

Whatsapp
La CUP considera urgente la creación de una Mesa de Emergencia en el Barrio del Carme de Reus

La CUP considera urgente la creación de una Mesa de Emergencia en el Barrio del Carme de Reus

El grupo municipal de la CUP ha presentado dos propuestas para afrontar la crisis habitacional y de inseguridad vecinal que vive el barrio del Carme. Por un lado, el portavoz Edgar Fernández planteó la “urgente creación de una mesa de emergencia del barrio del Carme”. Una moción que le gustaría extender a los distintos partidos con representación en el consistorio: “ojalá terminara en un acuerdo que podamos tomar en cualquier reunión sin tener que llevarlo al pleno”. La CUP plantea una mesa de trabajo integrada por distintos agentes sociales y políticos, como la asociación de vecinos, y con representación del Ayuntamiento.

Por otro lado, ha vuelto a poner sobre la mesa la creación de un  Consejo Municipal de Barrio como plan de trabajo de las problemáticas comunas de los barrios “abandonados por el Ayuntamiento”. Una acción que no salió adelante en la anterior legislatura.  

Estas propuestas responden al “conflicto abierto y tradicional” que se vive en el barrio del Carme según la CUP. La semana pasada, la Associació de Veïns de l’Harmonia del Carme dio un ultimátum al Ayuntamiento, afirmando que si no soluciona la inseguridad vecinal y los problemas con los ocupas antes de que se acabe el mes de diciembre, los vecinos saldrán a hacer patrullas  por su cuenta con pomos de madera.  

Reacción que el partido anticapitalista considera desacertada porque “los comités de vecinos no deberían asumir tareas de seguridad, sino de transformación y empoderamiento del barrio”. "El problema del Carme no es cuestión de orden público”, añadía el portavoz, "sino de dinamización social y económica".  Para Fernández el error es no afrontar el problema desde una perspectiva global en una ciudad donde no existe un proyecto de ciudad mediterránea con barrios que tenga todos los servicios necesarios.

Temas

Comentarios

Lea También