Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Fàbrica, la discoteca pionera de la noche reusense, emprende el cambio

El mayor local musical de la ciudad acomete una profunda reforma con nuevos gestores al frente, tres décadas después de su apertura

Mònica Just

Whatsapp
Los impulsores de la renovada discoteca La Fàbrica, en el interior de las instalaciones en obras, con el propietario en el centro de la imagen. Foto: A. Mariné

Los impulsores de la renovada discoteca La Fàbrica, en el interior de las instalaciones en obras, con el propietario en el centro de la imagen. Foto: A. Mariné

Con tres décadas de trayectoria a sus espaldas y mil historias por explicar, La Fàbrica ha sido un referente del ocio nocturno de la provincia para varias generaciones. Pero la oferta ha cambiado y el modelo, pese a tener aún fieles seguidores, necesitaba un cambio, adaptarse a los nuevos tiempos y reafirmarse como oferta de calidad. En definitiva, reinventarse. Ahora la propiedad, con el histórico empresario Josep Maria Tintoré al frente, ha buscado a un equipo de jóvenes con experiencia en el mundo de la noche, para que se encargue de la gestión de esta nueva etapa y ayude al negocio a relanzarse.

Todo el mundo conoce La Fàbrica. Es una marca conocida. Pero tiene connotaciones positivas y negativas. «Queremos romper con esta clasificación y hacer una renovación del estado de ánimo, la motivación y la actitud de la gente hacia este local», apunta Sam López, que tras varios años de experiencia en el sector ha decidido unirse al proyecto y asumir la dirección.

Llevan varios días en obras, con la mirada puesta en el 10 de febrero, cuando quieren tenerlo todo listo para la reinauguración. Han invertido entre 50.000 y 80.000 euros y cambian por completo el look del espacio. También de su logo, que se ha inspirado en el ave fénix para jugar con el concepto del renacimiento. «Aprovechando que tenemos un local con distintas salas y podemos dar cabida a propuestas muy distintas, la idea es readecuar cada espacio para abrirnos a un público nuevo que no venía, pero mantener también la esencia de siempre con el público habitual», señala López, quien asegura que su lema está muy claro: «Queremos que la gente se divierta».

La pista principal ha sido destruida para reconstruirla de nuevo con el nuevo concepto y la nueva imagen. «Aquí habrá la música más típica de discoteca, de actualidad, los hits, electrónica o dance, para el público más joven», explican sus impulsores. La sala colonial ofrecerá un aspecto más retro, con música desde los años cincuenta hasta la actualidad, con temas más pop; y la sala de bailes de salón se mantendrá en el mismo concepto porque es prácticamente única en la provincia y tiene su público. «También habilitaremos una zona VIP más amplia al estilo de las discotecas de Barcelona», explican. Y mantendrán su apuesta por fiestas universitarias y cenas de empresa, entre otros eventos.

«La multioferta basada en los pubs musicales ha triunfado mucho en los últimos años, pero esto no significa que los grandes espacios estén obsoletos. Nosotros queremos preparar un producto totalmente innovador y hacemos un llamamiento general a reactivar el que nosotros creemos que pueda ser la referencia del ocio nocturno de la comarca», apunta López, quien tiene claro que, por las características del local, «no debemos buscar un target concreto porque tenemos un espacio muy grande». Además, considera que, si bien Reus es ahora el claro motor del ocio nocturno de la provincia, ahora quizás está algo estancado «y vemos factible proponer una oferta distinta».

El nuevo equipo cuenta con Sam López como director; Nacho Las Casas (de la empresa Más & Más) como encargado de la gestión audiovisual y DJ; y también con David Van den Berghe y más gente vinculada al sector.

Temas

  • REUS

Lea También