Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Guàrdia Urbana de Reus exporta su modelo de mediación al ámbito internacional

Un libro sobre mediación y prácticas restaurativas policiales referencia la tarea de la Unitat de Mediació i Resolució de Conflictes del cuerpo policial como modelo de éxito para otros países 

Cristina Valls

Whatsapp
Elena Cobler es, junto a Emma López, una de las autoras del libro ‘Mediación y prácticas reustaurativas policiales’, que acaba de salir a la venta en Amazon. FOTO: Alfredo González

Elena Cobler es, junto a Emma López, una de las autoras del libro ‘Mediación y prácticas reustaurativas policiales’, que acaba de salir a la venta en Amazon. FOTO: Alfredo González

Un recurso preventivo que aumente la eficacia y la eficiencia del cuerpo policial. Este es uno de los objetivos a los que pretenden llegar Elena Cobler y Emma López, ambas licenciadas en Derecho, con el libro recién publicado llamado Mediación y prácticas restuarativas policiales. Construyendo la cultura de la paz (Uno Editorial, 2017), ya disponible en Amazon. Se trata de una «herramienta pedagógica creada para aumentar las habilidades sociocognitivas». 

En este caso, la Unitat de Mediació i Resolució de Conflictes (UMIRC) de la Guàrdia Urbana de Reus se convierte en materia de observación para hablar sobre la mediación y las prácticas de la justícia restaurativa como métodos junto a los que poder desarrollar la tarea policial en sus múltiples tipologías de conflicto.

La agente de la Guàrdia Urbana, Elena Cobler, fue una de las impulsoras en 2007 de la UMIRC. Desde entonces, empezó a trabajar con la mediación, que según cuenta abre «nuevos horizontes», agilizando problemáticas de entendimiento e incluso evitando problemas. «Cuando las dos partes se sientan a hablar la polémica es menor», puntualiza Cobler. De hecho, durante este año realizó un curso sobre prácticas restaurativas, en el que aprendió a gestionar círculos y reuniones restaurativas. «Es toda una innovación en el terreno de la seguridad, y en la ciudad somos pioneros en la materia. Exportamos nuestra forma de hacer a otros países, ya que desde la UMIRC asistimos a eventos internacionales donde explicamos nuestras experiencias. En el libro, hablamos de tres casos», explica. Y es que según detalla son una unidad de referencia, distinguida en 2015 por la Generalitat. Junto a Emma López, codirectora y coordinadora del posgrado de mediación de la URV e investigadora de la Càtedra Unesco d’Habitatge de la Universidad, pensaron que «plasmar por escrito sus experiencias, podría ser de ayuda».

López se centra en lo más teórico de la resolución de conflictos, la filosofía de la cultura de la paz y el avance hacia una justícia restaurativa. Cobler se ciñe a la parte más práctica. «Podemos utilizar la mediación y las prácticas restaurativas como herramientas para actuar en cualquier servicio. Se trata de una medida que se ha extendido rápidamente en todos los ámbitos», valora Cobler. Cabe decir que la UMIRC trabaja de forma coordinada y transversal con las diferentes concejalías y unidades de la Guàrdia Urbana. «La tarea de mediar tiene un alto componente empático que ayuda a dar con las necesidades e inquietudes del ciudadano», termina Cobler. 

Temas

Comentarios

Lea También