Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Guàrdia Urbana imputa un 15% más de delitos contra la seguridad del tráfico

Los delitos por conducir borracho los que más aumentan

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de un control de tráfico de la Guàrdia Urbana de Reus. Foto: A.Mariné/DT

Imagen de archivo de un control de tráfico de la Guàrdia Urbana de Reus. Foto: A.Mariné/DT

La Guàrdia Urbana de Reus imputó un total de 233 delitos contra la seguridad del tráfico a conductores durante el pasado año 2016. La cifra supone un incremento del 15,92% respecto al año anterior, un aumento que viene motivado -principalmente- por el mayor control que el cuerpo policial municipal ha realizado de la seguridad del tráfico, con dispositivos especiales para detectar y prevenir las actitudes de aquellos conductores que pueden poner en riesgo la seguridad viaria.

Las acciones de promoción de la seguridad viaria implantadas por la Guàrdia Urbana de Reus -dirigidas a reducir todo tipo de accidentes, pero con especial atención a los más graves- explican, junto a otras causas, las cifras de siniestralidad. En este sentido, el 97,83% de los accidentes de tráfico conocidos por la Guàrdia Urbana en 2016 fueron de poca gravedad, sin heridos o con heridos leves.

El 97% de los accidentes de tráfico son de poca gravedad, sin heridos o leves

Drogas y alcohol

La gran mayoría de los delitos contra la seguridad del tráfico imputados están relacionados con la conducción bajo los efectos de las drogas o el alcohol. Como medida de seguridad, la Guàrdia Urbana ha incrementado el número de dispositivos para realizar controles de alcoholemia a conductores, especialmente durante las noches de los fines de semana.

Esta mayor presión se ha traducido en un incremento del 43,75% del número de delitos imputados por conducir bajo los efectos del alcohol. Durante el 2016 se denunciaron a 138 conductores por este hecho, cuando en 2015 fueron 96.

A los 138 conductores hay que sumar dos personas denunciadas más por conducir bajo los efectos de las drogas y/o alcohol; y a 12 conductores más denunciados por negarse a someterse a las pruebas de detección de alcoholemia.

El resto de tipologías de delitos contra la seguridad del tráfico más numerosas tienen que ver con la conducción sin permiso o licencia. Así, durante 2016 se detectaron a 38 conductores por circular sin haber obtenido nunca permiso o licencia, a 20 conductores por circular sin permiso por pérdida de puntos, y a 15 conductores con privación judicial cautelar o definitiva del permiso o la licencia. Finalmente, las denuncias contra la seguridad del tráfico que impuso la Guàrdia Urbana de Reus por circular de manera irregular durante el año pasado son menores: siete denuncias por conducción temeraria, un delito por originar un grave riesgo para la circulación y ninguna denuncia por circular a una velocidad penalmente punible.

Temas

Comentarios

Lea También