La Incubadora TIC busca ‘startups’ para ayudarlas a acelerar su crecimiento

En plena fase de captación, el equipo al frente de la iniciativa de Redessa ha comenzado con los preparativos de la segunda edición con TopBrands Consulting al frente de la gestión

CRISTINA VALLS

Whatsapp
Las instalaciones de Redessa en el Tecnoparc, ubicadas en la capital del Baix Camp. foto: fabián acidres

Las instalaciones de Redessa en el Tecnoparc, ubicadas en la capital del Baix Camp. foto: fabián acidres

La Incubadora TIC, un proyecto dirigido y coordinado por Redessa, encara los preparativos para poner en marcha su segunda edición. Ahora mismo, se encuentra en fase de captación de emprendedores y startups con el objetivo de guiarlas en su proyecto tecnológico. El año pasado la Incubadora TIC acogió hasta 33 proyectos de los cuales 15 fueron seleccionados y 11 llegaron a la fase final.

«Son proyectos incipientes que van cambiando, pues se va redefiniendo la idea inicial y se pule con la ayuda de profesionales en activo y del sector tecnológico. Estas 11 empresas de la primera edición, en la actualidad, ja están en el mercado. Con lo que es una oportunidad para los que comienzan. Hacemos un balance positivo de la primera edición. A pesar de ser la primera vez que se llevaba a cabo, llegó a mucha gente», valora la consejera delegada de Redessa y, también, concejala de Economia, Coneixement i Habitatge en el Ayuntamiento de Reus, Teresa Pallarès. «Por lo que pudimos ver en la pasada edición, las personas que participan son gente autónoma, que crea lugares de trabajo y llega con una idea innovadora, encuentra un nicho de mercado y recibe acompañamiento», destaca. Pone como ejemplos empresas como Need Car Help, OhBarri, La Casa del Training y Golby, entre otras. «Son de temáticas muy diversas y con un trasfondo tecnológico muy interesante. Creemos que la Incubadora TIC es un espacio de éxito», resume.

En esta segunda edición, –añade– «TopBrands Consulting será la empresa que se encargue de la gestión de la Incubadora; es la que ha superado el concurso y se dedica al asesoramiento de pymes y startups». El equipo al frente de la Incubadora espera que la etapa de captación de proyectos se alargue hasta febrero. «Se buscan ideas con base tecnológica y pensamos que, ahora que ya se conoce un poco más la Incubadora TIC, será más fácil difundir en qué ayuda a las empresas emergentes. Para nosotros la propia captación es un trabajo de especialización, porque también aprendemos mucho, es enriquecedor. El equipo de Redessa es ágil y muy estratega, en todos los procesos buscan la manera de ayudar», complementa.

Los testimonios

La Casa del Training –un proyecto de entrenamiento personalizado alojado en la Incubadora TIC y participante en su primera edición–, pone a la disposición de la gente una plataforma digital con la que practicar ejercicio y adquirir buenos hábitos nutricionales a distancia. «Ofrecemos vídeos de actividad física personalizados, adaptados al tiempo libre y necesidades de la persona. Contamos con un equipo especializado en nutrición, musculación, body balance, psicología y edición de vídeos», cuenta Gerard Torres, al frente de la empresa.

Sobre su experiencia con la Incubadora TIC, recuerda que «realmente, me ayudaron mucho». «Yo ya tenía un negocio físico, pero trabajar en uno digital es otra historia. Me guiaron en el análisis y maduración del proyecto y creo que la clave fue el mentoring, la figura del mentor acabó de ayudarme a dar forma al proyecto», señala. De hecho, ha conseguido exportar su método a lugares como Argentina y tienen unos 90 usuarios en la plataforma. «Pronto, daremos un nuevo enfoque al producto, lo abriremos al trabajo con las empresas», informa. Torres sostiene que «cada vez hay más gente que trabaja muchas horas sentada y cada vez más empresas apuestan por hábitos saludables en su plantilla», manifiesta. Además, desde Redessa Tecno se llevará a cabo un proyecto piloto para que los miembros de La Casa del Training puedan disponer de una sala de ejercicios propuestos desde la plataforma. «Intentamos motivar a los usuarios para que sean constantes», acota.

Otro ejemplo de startup de la Incubadora TIC fue Need Car Help, con la CEO Marta Sol Molina y el CTO Sergei Savchak. Se dedican al sector automovilístico ofreciendo revisiones previas a la compra de vehículos de segunda mano para detectar problemas ocultos y, así evitar comprarlos con alguna tara. «Si compras un coche de segunda mano y no sabes de mecánica, un informe técnico te va a venir bien. En nuestro caso, fue al subir vídeos a TikTok que empezamos a tener millones de visualizaciones y una gran difusión», dice Marta Sol Molina.

Han participado en rondas de financiación y su negocio ha conseguido proyección e inversores. «La Incubadora nos ayudó a crear una estructura. Al principio nos ayudaron mucho, no sabíamos si, en los inicios, nuestra idea funcionaría. Hoy sabemos que somos pioneros en Catalunya y estamos en Madrid. Nuestra meta para este 2022 es poder llegar a estar en cuatro puntos estratégicos en todo el Estado», declara.

El tercer caso es OhBarri, con el fundador Sergi Compte al frente, quien decidió emprender promoviendo la economía local de Tarragona y Reus. «La idea es fidelizar a los compradores para que vayan a los comercios de siempre, pero sobre todo invitándolos a que vayan conociendo nuevos establecimientos que, tal vez, tengan al lado de casa.

Con OhBarri –a través de redes sociales o la App– sólo tienen que fotografiar su tique de compra y acumulan puntos que podrán canjear por euros y, así, adquirir un producto de otro negocio del barrio», expone. Estas navidades han conseguido repercusión con la adquisición de regalos por parte de los usuarios. «El hecho de ir a recoger un premio te predispone a la venta, también. Más del 50% de los que vienen a recoger el premio compran algo más», asegura Compte.

Temas

Comentarios

Lea También