Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Ordenanza de Civismo ultima el texto final tras la fase participativa

El documento incluirá propuestas realizadas por entidades y ciudadanos y será el pleno el encargado de aprobarlo

F. Gras

Whatsapp
Imagen de archivo de la reunión informativa que tuvo lugar en la Sala Santa Llúcia. Foto: A.M

Imagen de archivo de la reunión informativa que tuvo lugar en la Sala Santa Llúcia. Foto: A.M

La Ordenanza de Civismo ultima, en estos momentos, su redactado final que incluirá la mayoría de las aportaciones realizadas por entidades y ciudadanos tratadas en las reuniones y talleres participativos. El Ayuntamiento de Reus ha recibido más de 30 aportaciones. De éstas, nueve las han realizado personas a título individual, tras las han hecho llegar centros educativos de la ciudad, 14 corresponden a entidades y seis a partidos políticos.

Una vez finalizada esta primera fase del proceso, el texto tendrá que debatirse en el ámbito político, primer en la comisión de estudio de la Ordenanza de Civismo y, después, en la comisión informativa. Finalmente tendrá que ser el pleno municipal el que apruebe el nuevo redactado. En este sentido, fuentes municipales aseguran que el calendario de aprobación dependerá de la evolución del debate y los trabajos realizados. No obstante se trabaja para que la nueva ordenanza pueda entrar en vigor cuanto antes.

Durante la rueda de prensa posterior a la celebración de la Junta Local de Seguridad del viernes, el alcalde Carles Pellicer repasó las cifras que el año pasado dejó la Ordenanza de Civismo que ahora se quiere modificar. Ésta abrió más de 2.000 expedientes sancionadores, un 59% más que en 2014.

La suspensión del TSJC

Por otra lado, tampoco puede pasar por alto que Ordenanza de Civismo cuenta con un controvertido punto suspendido, de forma cautelar, por parte del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC). Concretamente, se trata del apartado que hace referencia a la prohibición de pasear por la vía pública con el velo integral (burka y niqab). Una consideración, no obstante, que se modificó después por el de «rostro completamente tapado». Su aprobación también fue criticada por distintos sectores por su excesivo carácter represivo.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También