Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La PAH de Reus pide crear contadores solidarios contra la pobreza energética

El Ayuntamiento ha gestionado 1.539 ayudas relacionadas con facturas de gas, luz y agua

J. Salvat

Whatsapp
Charazad Chaouki y su familia viven sin electricidad en casa y utilizan las velas como alternativa.  FOTO: Alfredo González

Charazad Chaouki y su familia viven sin electricidad en casa y utilizan las velas como alternativa. FOTO: Alfredo González

La muerte de Rosa, la anciana de 81 años que vivía en la calle Santa Anna de Reus y que falleció en 2016 a causa de un incendio provocado por una vela que utilizaba porque tenía la luz cortada, significó un antes y un después en el cuidado de la pobreza energética. Ahora, otro caso ha hecho saltar las alarmas en la Plataforma d’Afectats per la Hipoteca de Reus.  

Charazad Chaouki y su familia fueron desahuciados del piso de la calle Raseta de Sales el pasado mes de septiembre. Actualmente han ocupado un piso en el Camí de Riudoms y han entrado en negociaciones con CaixaBank, propietario de la vivienda, para lograr un alquiler social. Así lo asegura Sandra Casanova, presidenta de la PAH de Reus, que también garantiza que Servicios Sociales están al corriente de la situación. 

La familia vive sin electricidad porque todavía no tienen el contrato en regla y no se pueden dar de alto al suministro y utilizan velas como fuente de luz. 

«Ellos solo son un caso de los tantos otros que hay», explica Casanova. Es por eso que pide al Ayuntamiento de Reus que impulse los contadores solidarios: «el agua es municipal y debería tener ese servicio hasta que se pudiera llegar a la firma. Hace muchos años que lo pedimos». 

Aunque la presidenta de la PAH sea consciente que el suministro eléctrico depende de Endesa, cree que en «casos excepcionales» como los que se encuentra la gente que padece pobreza energética se debería hacer algo desde el ente municipal. «Las familias que lo padecemos sabemos que la lucha es de hace años y ya perdimos a Rosa. No queremos que se repita un episodio así», señala Casanova que asegura que «desde la administración hay una falta de voluntad política, porque los subministro son un derecho de todos». Como recurso del caso de Chaouki «nos reuniremos con la presidenta de la comunidad para tratar de buscar una solución

1.500 ayudas

El Ayuntamiento de Reus desarrolla distintos programas de la mano de la Generalitat de Catalunya para hacer frente a la pobreza energética. Eso le ha permitido gestionar durante el 2019, al menos 1.539 ayudas y subvenciones relacionadas con las facturas del agua, luz y gas. Existe también un Punt d’Assesorament Energètic de Reus, donde se atiende a personas que necesitan consejos sobre la factura, como el tipo de tarifa, potencia y gasto necesario. Además, se hacen talleres de ahorro energético o auditorias a domicilio. Un ejemplo es el  proyecto A.porta, con el que se detectaron 27 situaciones de pobreza energética en el barrio Horts de Miró.

Temas

Comentarios

Lea También