Reus Vivienda

La PAH denuncia que no hay «soluciones reales» ante los desahucios en Reus

Dos familias vulnerables se quedarán en la calle en septiembre y su situación parece ser 
que es irreversible. La entidad reclama que los pisos vacíos se destinen a alquiler social

Carmina Marsinach

Whatsapp
Miembros de la PAH y algunas de las familias que está previsto que sean desahuciadas en septiembre, ayer en Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Miembros de la PAH y algunas de las familias que está previsto que sean desahuciadas en septiembre, ayer en Reus. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Reus-Baix Camp denuncia que las administraciones no están ofreciendo ninguna «solución real» ante los desahucios en Reus.

Los deshaucios se han reactivado tras el estado de alarma. Según la entidad, dos familias de la ciudad se quedarán en la calle este mes de septiembre y su situación es irreversible. Ambas tienen pisos alquilados a propietarios privados y este será el tercer intento de desahucio que en este caso, según la PAH, ya no se podrá parar.

La familia de Pilar, formada por tres personas y un niño discapacitado no tiene ningún ingreso, y tan solo percibe la garantía vitalicia. Gemma tampoco tiene ningún ingreso, está divorciada y vive con su hijo.

La CUP denuncia que el bloque de la calle Vallroquetes ocupado está en «muy malas condiciones». FOTO: Alba Mariné

«¿Y ahora qué pasará con estas familias? Es vergonzoso que la administración nos del discurso de toda la vida: que no hay solución», señaló Sandra Casanova, portavoz de la PAH Reus-Baix Camp. Probablemente cuando se materialice el desahucio el Ayuntamiento les ofrecerá una pensión o un piso compartido, una salida que desde la PAH ven como un «parche» y más en estos momentos de emergencia sanitaria por la Covid-19. 

La PAH se reunió ayer con la concejala de Habitatge, Teresa Pallarès, y la concejala de Benestar Social, Montserrat Vilella. «La culpa de la problemática de la vivienda en Reus es claramente de la administración. Hay poca voluntad política para abrir los 2.000 pisos de los bancos que están cerrados desde hace mucho tiempo y esto hace que las familias no tengan alternativa habitacional», explica Casanova. Desde la PAH creen que la solución pasa por abrir los pisos cerrados para destinarlos a alquileres sociales «y que las familias tengan la posibilidad de alquilar según sus ingresos como marca la ley 24/2015».

Según la PAH cada mes hay más de veinte familias que se enfrontan a un desahucio.

La CUP reclama un plan social

Desde la CUP Reus también quisieron denunciar ayer la situación de la vivienda en Reus. El portavoz de la formación política, Edgar Fernández, señala que el actual gobierno «no ha sido capaz de dar salida a los problemas actuales» y considera que reubicar a las familias desahuciadas o sin techo en una pensión no es la solución al problema.

La CUP considera que reubicar a las personas sin techo en una pensión «no es la solución» 

La CUP propone diseñar un Pla Local de Protecció Social para las personas en situación de vulnerabilidad. Fernández explica que al no ofrecer una solución alternativa a estas personas aparecen conflictos porque deben gestionar la frustración y la falta de atención por parte de la administración pública: «Cuando hay conflictos y derivan en problemas de seguridad, se estigmatizan los colectivos y se envía a la Guardia Urbana y un problema de necesidad social se convierte en un problema de seguridad (…) estamos estigmatizando la pobreza, sentenciando a las personas en situación de vulnerabilidad y la administración no está haciendo su trabajo», lamentó Fernández.

Los cupaires reclaman al equipo de gobierno que establezcan un interlocutor claro, porque en estos momentos hay tres concejalías vinculadas con el ámbito de la vivienda: Urbanisme, Habitatge y Benestar Social.

También consideran necesario que se haga una reunión de portavoces para llegar a un consenso y diseñar este Pla Local de Protecció Social para personas vulnerables y que cuenten con la oposición para encontrar alternativas. Finalmente, solicitan que se realice un pleno monográfico sobre vivienda y emergencia social.

Fernández también habló del piso ocupado de la calle Vallroquetes, «un edificio donde vive gente joven y está en muy malas condiciones, apuntalado y a punto de caer». El concejal señala que, aunque el gobierno es conocedor de la situación hace meses, «no está haciendo absolutamente nada».

Temas

Comentarios

Lea También