Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Plaça de Catalunya se adapta para conectar mejor con el centro de Reus

El objetivo es facilitar la movilidad de los peatones, con aceras más amplias que dan continuidad al Tomb de Ravals
Whatsapp
Aspecto actual de la Plaça de Catalunya, que mejora la movilidad de los viandantes. Foto: Alfredo González

Aspecto actual de la Plaça de Catalunya, que mejora la movilidad de los viandantes. Foto: Alfredo González

El eje comercial que comprende la plaza de la Sang y Catalunya ya tiene conexión con el centro de Reus. A partir de ahora, los peatones podrán continuar su paseo por el Pallol y seguir hasta el raval de Santa Anna sin interrupciones. Las obras de peatonalización de la Plaça Catalunya, que se iniciaron en enero, han culminado esta semana dejando a su paso la esperanza de revitalizar el comercio de la zona.

El alcalde de la ciudad, Carles Pellicer, y el concejal de urbanismo, Marc Arza, fueron los encargados de presentar ayer la nueva imagen de la plaza. El objetivo de la obra es dar mayor protagonismo a los peatones por encima de los vehículos; con aceras más amplias y a un sólo nivel que permitan dar continuidad a la estética del Tomb de Ravals.

Para facilitar la movilidad de los viandantes, el paseo que conecta las calles de Vallroquetes y de Galanes es ahora más ancho, aunque ha comportado la eliminación de la zona de carga y descarga. A parte de la renovación de los pavimentos, los elementos del mobiliario urbano –tanto los municipales como los privados– han sido renovados y reubicados. Entre los cambios, también se encuentra la reforma del sistema de drenaje, el soterramiento del cableado eléctrico y la nueva plantación del arbolado público, que oferece una mejora en la estética de la zona.

Por otra parte, la nueva conexión entre la Plaça de Catalunya y el centro de Reus se espera que actúe como motor de la revitalización comercial y urbanística del entorno.Según Carles Pellicer, «la óptima movilidad de los peatones por la zona, será una buena razón para la obertura de nuevos comercios y otros establecimientos relacionados con la restauración».

Las obras de reforma, impulsada por el Ayuntamiento de Reus, han tenido un coste de 145.000 euros y Construcat 6 ha sido la empresa encargada de llevarlas a cabo.

 

Segunda y tercera fase

La segunda fase de la remodelación de la plaza de Catalunya, que tiene un presupuesto de 360.000 euros, contemplará la peatonalización de la zona de la plaza donde está el busto dedicado a Joaquim Bartrina, el cual también se quiere dignificar. Las calles que lo envuelven desaparecerán y sólo quedará el paso de vehículos hacia la calle Doctor Robert y el raval de Santa Anna.

La tercera fase consistirá en la remodelación de la calle y la Plaça de la Puríssima Sang, que se espera que tenga lugar a finales de 2016 o principios de 2017.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También