Más de Reus

Reus Ciencia

La URV recluta bebés de entre 12 y 14 meses para un estudio sobre obesidad

El trabajo pretende comprobar si la ingesta de una leche de crecimiento con menor contenido proteico puede tener un efecto protector de la obesidad en edades posteriores

J.M.

Whatsapp
Los bebés que participa en el estudio deben consumir leche de crecimiento. Foto:URV

Los bebés que participa en el estudio deben consumir leche de crecimiento. Foto:URV

La Unitat de Recerca en Pediatria, Nutrició i Desenvolupament Humà de la Universitat Rovira i Virgili está realizando un ensayo clínico que tiene como objetivo evaluar si la ingesta de una leche de crecimiento con menor contenido proteico, entre los 12 y los 24 meses de edad, puede tener un efecto protector de la obesidad en edades posteriores.

Para completar este exhaustivo proyecto se necesitan más de 1.600 niños y niñas y, a pesar de que el estudio ya ha empezado, prosigue el reclutamiento de niños de entre 11 y 13 meses y medio.

El estudio TOMI (Toddler Milk Intervention Study), que empezó hace unos meses, es un ensayo clínico en el que se estudia de qué manera la leche de crecimiento, o de tipo tres, puede prevenir la obesidad en edades posteriores en función de las proteinas que contiene.

Para poder tirar adelante este trabajo se necesita la participación de 1.618 niños y niñas sanos que tengan entre 11 y 13 meses y medio que, hasta los 24 meses, quieran tomar la leche del estudios. Actualmente aún se buscan familias dispuestas a participar en este estudio. Los niños participantes recibirán una de las dos leches de crecimiento del estudio -con más o menos contenido de proteina- durante todo el segundo año de vida y se valorará el crecimiento y desarrollo, así como su estado de salud. Las leches de este estudio son leches seguras y se encuentran dentro de la variabilidad de las recomendaciones internacionales.

La alimentación influye

Diferentes estudios ya han puesto de manifiesto la influencia de la alimentación en la primera infancia sobre el estado de salud posterior. Existen evidencias de que un determinado tipo de alimentación durante los primeros años de vida aumenta el riesgo de sufrir determinades enfermedades. Y diferentes estudios científicos, algunos de los cuales impulsados por la Unitat de Recerca en Pediatria, Nutrició i Desenvolupament Humà de la URV, han evidenciado que la lactancia materna durante los primeros meses de vida protege de la obesidad en edades posteriores.

El estudio y el conocimiento de las propiedades y los beneficios de la lactancia materna, que son inimitables, promueve la investigación para la mejora de las fórmulas lácteas infantiles que se ofrecen a los niños cuando no se puede seguir amamantando.

Se trata de una colaboración internacional de investigadores de la Unitat de Recerca en Pediatria, Nutrició i Desenvolupament Humà de la URV, los hospitales universitarios Joan XXIII de Tarragona y Sant Joan de Reus y el Departamento de Medicina Metabolica y Nutricional de la Universitat de Munic y el hospital de niños Dr. Von Hauner, de la misma ciudad alemana.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También