Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La acusada de prender fuego en un piso de Reus para intentar matar la expareja niega los hechos

La fiscalía rebaja de 15 a 10 años la petición de prisión porque la mujer sufría una afectación grave por el alcohol

ACN

Whatsapp
La acusada, de espaldas durante el juicio celebrado hoy viernes en la Audiencia de Tarragona. FOTO: ACN

La acusada, de espaldas durante el juicio celebrado hoy viernes en la Audiencia de Tarragona. FOTO: ACN

La mujer acusada de prender fuego en un piso de Reus para intentar matar a la expareja ha negado los hechos en el juicio que se hace a la Audiencia de Tarragona.

La procesada, que solo ha contestado a las preguntas de su abogado, ha dicho que ella no acudió en el domicilio cuando pasaron los hechos y que en ningún caso rompió el cristal de una ventana que daba a la escalera ni encendió unos colchones mientras el hombre dormía.

La fiscalía ha mantenido la acusación porque hay testigos que la vieron en el lugar de los hechos poco después de que empezara el incendio.

Aun así, ha rebajado de quince a diez años la petición de prisión porque ha quedado acreditado que, en el momento de los hechos, la mujer sufría una afectación grave por consumo de alcohol. La defensa ha pedido la absolución.

La mujer ha asegurado que hacía un mes que vivía al piso y no dos días, tal como sostuvo la víctima miércoles. La mujer ha confirmado que, previamente al incendio, la Guàrdia Urbana de Reus acudió al lugar porque ella estaba gritando desde el rellano al hombre porque le abriera la puerta.

Teniendo en cuenta los episodios conflictivos que ya habían protagonizado antes y que la mujer mostraba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas, los agentes le pidieron que se fuera y la acompañaron hasta la calle.

La acusada ha negado la versión de la fiscalía, que sostiene que al un rato después ella volvió a subir al segundo piso y, “con la intención de atentar contra la vida del hombre, o siendo consciente de que su acción podía ocasionarle la muerte”, rompió el cristal de la ventana con rejas que daba al rellano y aplicó una llama directamente sobre unos colchones y unas telas que había apoyados a la pared para prender fuego a la casa mientras el hombre dormía.

La fiscal ha recordado que un agente de la Guàrdia Urbana declaró que, cuando se iban con el coche, vieron que la mujer volvía a entrar al inmueble. Además, una vecina relató al tribunal que había oído como se rompían cristales y que, al salir al rellano, vio que había fuego en el piso y que la acusada estaba bajando por las escalas en dirección a la calle.

Según la versión de la mujer, pero, ella no volvió al piso de la avenida Pare Ramon Muntanyola hasta el día siguiente al enterarse del incendio. Fue en aquel momento cuando los vecinos la retuvieron a raíz del testigo de la vecina de la puerta de al lado, que aseguraba que era ella quién había ocasionado el fuego. Posteriormente, los Mossos d'Esquadra acudieron al lugar y la detuvieron.

Temas

Comentarios

Lea También