Más de Reus

La ampliación del horario no satisface a la restauración tarraconense

El presidente de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de la Provincia de Tarragona, Francesc Pintado, cree que la clave está en recuperar la movilidad entre comarcas

JOAN MORALES-AGENCIAS

Whatsapp
Terrazas de bares en las Peixateries Velles de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

Terrazas de bares en las Peixateries Velles de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

El Govern de la Generalitat sigue con la táctica de relajar con cuentagotas las medidas restrictivas para luchar contra la pandemia de la Covid-19. A partir del próximo lunes 8 de marzo, la restauración ampliará el horario para convertirlo en continuado desde las 7.30 hasta la 17 horas, todos los días de la semana, incluidos sábados y domingos, a pesar de que los bares y restaurantes que se encuentran en el interior de los centros comerciales deberán seguir cerrados.

El sector de la hostelería y la restauración, muy tocado desde hace meses por la pandemia, recibió ayer la noticia con una mezcla de ligera satisfacción y de exigencia de más flexibilidad en las restricciones. El presidente de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria de la Provincia de Tarragona, Francesc Pintado, explicaba ayer al Diari que «siempre hay que recibir en positivo todo aquello que nos acerque un poco más a la normalidad», en referencia a la ampliación de horarios que será efectiva a partir del próximo lunes. No obstante, Pintado añadía que «aunque sea ventajosa porque permite hacer un horario seguido y organizar mejor el trabajo, lo que necesita la hostelería y la restauración del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre es que se flexibilice la movilidad. Sin movilidad no hay oferta».

El representante de los hosteleros de la provincia llega a esta conclusión porque «ciudades grandes, como Tarragona o Reus, sí que pueden notar menos el confinamiento comarcal porque se nutren de sus propios ciudadanos. Pero bares y restaurantes de lugares más pequeños, como en Terres de l’Ebre, Priorat, etc., viven de la movilidad. Si no hay flujo de gente, es igual el horario que pongas».

Pintado también considera importante que puedan abrir por la noche ya que «los desayunos y las comidas te permiten ir tirando, pero el beneficio te lo dan las cenas». Respecto a la Semana Santa, añade que «necesitamos que, aunque se mantenga el confinamiento perimetral de Catalunya, la gente pueda moverse entre comarcas».

Siguen los ERTE

Por su parte, el Gremi de Restauració de Barcelona relativizó la ampliación horaria aprobada por el Procicat y la calificó de «pasito» ya que no invita a desafectar a los trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). En un comunicado, el director del gremio, Roger Pallarols, sostuvo que dar aire a los sectores económicos más golpeados por las restricciones no es esto: «El avance es poco significativo. El Govern ha decepcionado a los restauradores y ha dado la espalda a la voluntad de la ciudadanía».

Respecto al resto de cambios en las medidas restrictivas anunciados ayer, y que entrarán en vigencia este próximo lunes, está la presencialidad del 30% en las universidades catalanas, la ampliación de las actividades extraescolares desde Primaria hasta Bachillerato o los ciclos de Formación Profesional.

En cuanto a la práctica deportiva, se podrán usar los vestuarios y se autorizan las competiciones deportivas federadas a partir de los 16 años.

El Procicat también acordó ayer autorizar la apertura de los centros cívicos para los mayores de 60 años, pero con actividades siempre al aire libre y con un máximo de seis personas. Se trata, según dijo la consellera de Salut, Alba Vergés, de favorecer la salud física y mental de estas personas, pero recordando que en esta franja de edad no están vacunadas.

Por último, y en cuanto al ámbito de la cultura se refiere, la flexibilización de las restricciones permitirá poder volver a hacer actos culturales en museos, bibliotecas y salas de exposiciones, manteniendo las medidas de los planes sectoriales de cada espacio aprobadas por el Procicat.

Prudencia

Las «tímidas aperturas» se han tomado teniendo en cuenta el descenso continuado esta semana, aunque lento, de los datos de contagios de la Covid-19 en Catalunya y que las previsiones para los próximos días indican un comportamiento similar de la pandemia: descenso poco pronunciado, indicó ayer el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon.

Por su parte, la consellera Vergés pidió «el máximo nivel de prudencia porque estamos en un momento complicado» y recordó que la vacunación «es uno de los pilares para salir de la pandemia, pero también hay otros», como reducir «al máximo» las interacciones.

El líder de Cs en Catalunya, Carlos Carrizosa, pidió al Govern que «recapacite» y amplíe más allá de las 17 horas el horario de la restauración. Carrizosa tachó el nuevo horario de enorme error y exigió al Govern que «deje abrir durante todos los horarios que están fuera del toque de queda».

Medidas vigentes

  • Reuniones sociales. La interacción social sigue limitada a seis personas de un máximo de dos grupos burbuja de convivencia.
  • Movilidad y toque de queda. El confinamiento nocturno se mantiene desde las 22 horas a las 6 horas y sigue el cierre comarcal.
  • Restauración y hostelería. Se amplía el horario para bares y restaurantes, de manera ininterrumpida, desde las 7.30 hasta las 17 horas. El resto del día estos negocios pueden funcionar para recogida en el establecimiento o reparto a domicilio. Se mantiene el aforo (un 30% en el interior y del 100% en las terrazas). Los restaurantes de los centros comerciales siguen cerrados.
  • Comercio. Las tiendas, incluidas las de más de 400 metros cuadrados, pueden abrir de lunes a viernes, igual que los centros comerciales, siempre con un aforo máximo del 30%. Los sábados sólo pueden abrir los comercios esenciales.
  • Cultura. Museos, salas de exposiciones, bibliotecas, cines, teatros, salas de conciertos y auditorios siguen con un aforo reducido del 50%. Se puede volver a hacer actos culturales en museos, bibliotecas y salas de exposiciones, manteniendo las medidas de los planes sectoriales de cada espacio aprobadas por el Procicat.
  • Educación. Presencialidad del 30% en las universidades catalanas. Se permiten las salidas escolares con pernoctaciones siempre que sea dentro del mismo grupo burbuja y se amplían las actividades extraescolares desde Primaria hasta Bachillerato o los ciclos de Formación Profesional.
  • Extraescolares. Se autorizan las condiciones de las actividades extraescolares y de deporte escolar, así como de las actividades del ámbito del ocio educativo dirigidas a niños que se encuentrean en Infantil y Primaria, ampliándose a Bachillerato y ciclos de Formación Profesional.
  • Deporte. Los gimnasios tienen un aforo del 30% y las actividades grupales también. El aforo de las piscinas es del 30% y se pueden usar vestuarios. Las competiciones deportivas se autorizan a partir de los 16 años.
  • Ocio. Se reabren los centros cívicos para los mayores de 60 años, pero con actividades siempre al aire libre.

Temas

Comentarios

Lea También