La apertura de la residencia de Horts de Miró de Reus puede desencallarse este mes

Generalitat y Ayuntamiento de Reus se han reunido varias veces y la resolución apunta al próximo pleno

Francesc Gras

Whatsapp
El CAP Horts de Miró funciona desde 2012, mientras que la residencia está a la espera de disponer de plazas.  FOTO: A. Mariné

El CAP Horts de Miró funciona desde 2012, mientras que la residencia está a la espera de disponer de plazas. FOTO: A. Mariné

La apertura de la residencia de Horts de Miró puede ser uno de los primeros temas que desatasque el nuevo gobierno municipal. Al parecer, tanto el Ayuntamiento de Reus como la Generalitat de Catalunya, responsable del equipamiento, mantuvieron varias reuniones el pasado mes de junio para buscar una solución que podría concretarse durante el próximo pleno municipal, previsto inicialmente para la semana que viene.

Fuentes consultadas de la Generalitat explican que todavía no existe ningún acuerdo definitivo sobre la residencia y que éste depende de la firma de un convenio. En estos momentos, el consistorio tiene sobre la mesa la propuesta que ha trabajado durante las últimas conversaciones mantenidas con el Departament de Treball i Afers Socials i Família. Sin conocer los detalles del convenio, parece ser que uno de los puntos que éste debe concretar es todo lo referente a la concertación de plazas. 

Siete años de espera

El edificio que alberga la residencia está finalizado desde el año 2012, cuando se puso en marcha el CAP Horts de Miró. Tras los primeros retrasos, la apertura del equipamiento se preveía para 2017, pero el concurso público que debía dotar de 24 plazas públicas la residencia se truncó, principalmente, por la aplicación del artículo 155. Las plazas que tenía que otorgar la residencia quedaron sin adjudicar. 

Aun así, el procedimiento se reactivó pasado el otoño del año pasado con un convenio entre la Generalitat, propietaria del servicio, y Sagessa, encargado de gestionarla. En el mes de diciembre, el Ayuntamiento daba luz verde a la firma del convenio que, ahora sí, debía propiciar la activación de las plazas.  

De hecho, el pasado mes de febrero ya se estaba pendiente del visto bueno por parte de la Generalitat. No obstante, el procedimiento volvió a encallarse y sin fecha para su reactivación. Una nueva demora muy criticada por parte del sindicato Usitac. 

Uno de los puntos problemáticos que ya mantuvieron el proyecto parado estos últimos meses sería el referente a la concertación de las plazas del equipamiento. La residencia de Horts de Miró tiene una capacidad total para 58 personas y las previsiones iniciales son que, cuando abra puertas, lo haga la primera planta con 24 plazas públicas y cinco de privadas. Paralelamente, en la ciudad ya se ha puesto en marcha una residencia para la tercera edad. En este caso se tarta del centro Ballesol en el edificio que antes había ocupado el Cine Reus Palace.

Temas

Comentarios

Lea También