Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La autopsia confirma que vecina del Morell sufrió una muerte violenta

La mujer estaba en una posición antinatural dentro del Nissan Micra donde fue hallada el sábado por la noche

Jordi Cabré

Whatsapp
La Guàrdia Urbana de Reus perimetró la zona donde había el coche con la víctima. FOTO: Alfrego González

La Guàrdia Urbana de Reus perimetró la zona donde había el coche con la víctima. FOTO: Alfrego González

¿Cómo murió la vecina de El Morell que fue localizada el sábado a última hora de la noche? La autopsia practicada hoy lunes a esta mujer de 59 años de edad señala que sufrió una muerte violenta, aunque no especifica cómo falleció.

El secreto de sumario ha impedido conocer detalles de lo ocurrido en la noche del sábado en la calle Pelleters, del polígono industrial de Reus, cuando un trabajador de una empresa observó un coche con los intermitentes encendidos y se acercó por si necesitaba ayuda. Al ver el interior, rápidamente alertó al 112 para pedir presencia policial.

El informe del forense remitido al juzgado ratifica lo que en la mañana de ayer domingo ya se especulaba cuando el Diari adelantó la aparición de un cadáver en un coche en el polígono Alba: aquel suceso era un caso de homicidio.

El juez ordenó el levantamiento del cadáver en la madrugada del domingo y el turismo donde fue hallada la víctima fue custodiado por Mossos para analizar su interior en busca de pistas. Guàrdia Urbana de Reus precintó la zona del escenario del crimen.

Algunas fuentes consultadas hablan de que había mucha sangre en la tapicería del Nissan Micra y que la posición de la mujer no era natural, como si alguien la hubiera movido y recolocado en el interior del coche a la fuerza. Estas afirmaciones no pueden ser contrastadas por el secreto de sumario decretado por el juez.

La sangre y los indicios visuales de heridas graves hacen suponer que alguien causó la muerte de esta vecina. La sangre apuntaría a algún tipo de arma blanca, ya que nadie ha hablado de orificios de disparos.

Fuentes policiales han admitido que la ausencia de la víctima se denunció ese mismo sábado hacia las 14 horas, cuando no apareció a la hora de comer. Por la noche, al conocerse la identidad de la víctima se confirmó que era la misma persona que se había denunciado alrededor de las 14 horas del mismo sábado 2 de junio.

Temas

Comentarios

Lea También